Jueves 26 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 26 de Mayo de 2022 y son las 05:11 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

POLICIALES

18 de marzo de 2022

NORA DALMASSO: CRIMEN, MISTERIO, DINERO, SEXO y PODER

(Por Andrea Fruttero).- Más de una década del crimen de Nora Dalmaso: noche con amigas, mensajes prohibidos con su amante y ¿un plan perfecto?

Más de una década del crimen de Nora Dalmaso: noche con amigas, mensajes prohibidos con su amante y ¿un plan perfecto?

El 25 de noviembre de 2006 apareció asesinada en el cuarto de su hija, en el barrio Villa Golf de Rio Cuarto. Lesiones en la cavidad vaginal y anal, los pesones con hematomas, líquido espermático salpicado en su cuerpo y sábanas. El maquillaje de los ojos corrido, lo que indicaba que Nora había llorado y mucho. La cabellera  despeinada y dos vueltas con el cordón de su bata

Aún dos semanas antes del descenlace, el destino de Nora Dalmaso (51) estaba sellado. Iba a morir asesinada en la madrugada del 26 de noviembre de 2006. Dos horas antes de morir, tomaba algo con sus amigas en un bar, sin saber lo que le esperaba. Su final se resolvió en una  reunión en la que participaron al menos tres hombres. El plan parecía sin fisuras y hasta tenía una coartada inmejorable.

El juez Luis Roberto Pizarro para quién el autor  intelectual del asesinato fue Marcelo Macarrón.  -Su objetivo era cometer un crimen perfecto y estuvo cerca- le dijo el fiscal a un colaborador.

A 16 años del femicidio

  • El médico traumatólogo, de 60 años, fue acusado de ser responsable de homicidio calificado por el vínculo, alevosía y por precio o promesa remuneratoria, que preveé una pensa de cadena perpetua.

Si bien Pizarro pareciera que fue el fiscal que más lejos logró llegar, nunca pudo ubicar el la escena del crimen al asesino (o los asesinos). Durante éstos 16 años la causa estuvo viciada, para empezar en la escena del crimen desfilaron 27 personas, entre ellas el cura de la familia, que tapó a la víctima desnuda por pudor. Después, el desfile de con Nora, (Gastón Zárate “el perejil”) hasta hijo Facundo.

No se continuaron todas las líneas investigativas. Hace apenas unos años retomaron la pista económica pero dejaron de lado la línea del “amante”. Hoy Macarrón es el único imputado. La familia de Nora pone las manos al fuego por Macarrón. Sus hijos Facundo y Valentina también. La investigación de  treinta cuerpos de un expediente de más de seis mil fojas, podría dividirse en episodios, como las series a las que se refiere el viudo.

No supieron investigar

El último fiscal de una larga lista que entre todos no hacen uno, que no supieron investigar este asesinato. Por estas razones, por ejemplo, Marcelo Macarrón va a zafar.  El fiscal Javier Di Santo fue desconsiderado con sus colegas porque sus doce años de actuación en la investigación del crimen Dalmaso no dejó error sin cometer, dejándoles pocas chances de igualarlo a los que vinieron después. Fue el que dejo trascender, junto con el propio Macarrón que Nora tenía mil y un amantes; este fiscal fue el mismo que después metió preso a un albañil, acusándolo de violación seguida de muerte; fue quien a continuación, procesó al propio hijo de la señora, que estaba a kilómetros de distancia del lugar del crimen; fue quien además desconfió del instituto genético forense de Córdoba y llamó al FBI para que tres años después le dijera lo mismo que los genetistas cordobeses, “que las m,uestras genéticas halladas en la escena del crimen eran de Marcelo Macarrón, el marido de Nora. Fue, también, Di Santo (el fiscal) quien tuvo como investigadores policiales a policías venidos de la ciudad de Córdoba que terminaron acusados de torturar para hallar un culpable a todaq costa. Ese fue DiSanto. Pero ahora ya , mortal.

*Temis: Diosa griega de la justicia.

 

Macarrón desprestigió la memoria de su esposa. Se desvinculó de la desición de que ella permaneciera sola en su casa aquel fatal fin de semana, cuando fue asesinada. Incluso declaró, sin que se le preguntara,  que el médico Martín Subirach, que participó de la autopsia, le dijo en un aparte del velorio: “…  que esto es sexo consensuado con acceso vaginal y anal y mucha vaselina, en conclusión una fiesta total”

Macarrón volvió  a declarar, tiempo después, asegurando que Subirach había cambiado su versión y habló de violación, pero el daño ya estaba hecho.

Lo ciereto es que ninguno de los fiscales pudieron probar que Macarrón viajó subrepticiamente a Río Cuarto para acabar con la vida de su mujer y regresar a un torneo de Golf en Punta del Este. Sin embargo el material genético encontrado en el cuerpo y en la sábana de la cama donde yacía la víctima son de Macarrón.

Entonces ¿a quién contrató el viudo para matar a Nora? El juez Pizarro no lo sabe y afirma que verdaderaqmente no lo sabe.  ¿Cuándo se produjo el pacto entre Macarrón y el asesino, o, los asesinos? No lo sabe. ¿Donde acordaron la muerte de la mujer? No lo sabe. ¿Cuánto dinero prometió pagar? No lo sabe. Los reporter de las cuentas de bancos de Macarrón son tan prolijos como el pasto del Golf.  ¿El criminal mató a Nora y además la violó o fue otro quién abuso de la señora? No lo sabe.  ¿Acaso caminaron los rincones de la casa de Nora, como fue posible que a pesar de la noche de tormenta y lluvia, ni un solo rastro… ¿Acaso usaron las botas de telas que se usan en los quirófanos…?

El fiscal no sabe nada de todo esto cuando justamente debería saberlo parqa hacer una acusación semejante. Más grave aún es que cuando envía a Macarrón a juicio como mandante de homicidios de su mujer confiesa que no sabe nada de nada, y por si algo faltaba el tribunal encargado del debate hará un juicio a pesar de que el fiscal reconozca que la acusación no está sostenida por  ninguna prueba objetiva.

Macarrón volverá a zafar.

Macarrón está a salvo.

Nora murió estrangulada con doble lazo y dos nudos de su bata. Tenía lesiones vaginales y anales, en los pezones…el asesino la golpeó en el pecho, la cabeza y el codo. La inmovilizó.

Nora no descanzará en paz.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!