Jueves 26 de Mayo de 2022

Hoy es Jueves 26 de Mayo de 2022 y son las 04:34 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

MÚSICA

28 de febrero de 2022

Johnny Tedesco: “Soy el resultado de mi historia de vida"

Por Edgardo Miller.- (Especial Patagonia Rebelde).- “Soy el resultado de mi historia de vida, soy como un guerrero en la batalla final y las heridas que marcaron mi desino son cicatrices que no las voy a olvidar”.

JOHNNY TEDESCO: 

“Soy el resultado de mi historia de vida, soy como un guerrero en la batalla final y las heridas que marcaron mi desino son cicatrices que no las voy a olvidar”. 

 

Equilibrista en medio sobre negro lo que considera el desconocimiento por parte de una revista de los años ’60, acerca de  la primera composición de rock nacional. “que no de la curva de la vida.

Uno de los músicos fundacionales, con una indiscutible trayectoria que mantiene indeclinable, es Johnny Tedesco. De modo muy especial y particular conversa  para el programa “Hora Cero… a puro Rock”y arranca poniendo en blanco fue precisamente” “La Balsa” como se cree –aclara el músico, esto es muy argentino, pisotean lo anterior para impulsar el nuevo producto”-aseveró  mostrando evidencias de que hubo rock desde mucho antes.

“Me encanta hablar con periodistas que saben de música, y no con los que tiran algo a ver si aciertan”- ponderó el músico portador de una sólida formación  cuyo nombre real es Alberto Felipe Soria y saltó a la fama hace 50 años atrás con el Club del Clan.

Yo amo a la música y la profesión, y es difícil equivocarse cuando además de ser periodista, se es consumidor de la música. No discuto las cuestiones tan conocidas, pero es cierto cuando eras muy joven con 16 años grabaste el primer rockabilly  en la Argentina, como seis años antes de La Balsa.

En verdad es el primer Rockabilly compuesto por un argentino intérprete que es autor y compositor.  Esto viene a cuento de que no es algo provocado por mí,  viene a razón de que ciertas revistas para imponer lo que querían hacer a partir del disco que nombraste “La Balsa”, tuvieron que demonizar lo anterior para crear la idea de que eso era rock nacional.   Además, esa es una canción, no es rock, con un acorde muy brasilero, y está bien, además soy admirador, pero para impulsar el nuevo producto. La anécdota es que enarbolaron desde la revista que ese es el primer rock argentino. Bueno se equivocaron unos cuantos años. Y no es que yo sea tampoco el primer cantante de rock argentino porque antes de que yo aparezca  estaban Billy Cafaro, Rocky Pontoni, Johnny  Carel  y el Gran Eddy Pequenino, entonces hay una desinformación  exprofeso, para  sumar ese pisoteo y ensuciar la cancha y dejar el camino abierto a otro. Lo peor es que mucha gente lo cree y creció con eso, y cuando  vos mandas la data de que el primer rock es de Johnny Tedesco, ya conoces, levanta un vuelo rápido,  esa cosa tan talibán de defender a  muerte y abriendo brechas siempre.  Uno vive en un país que no tiene estabilidad social, por lo menos en torno a una unidad, somos islas, si no grupos en medio de un océano de ofertas, y así está todo…

Puedo decir que en el ‘65 “Los Beatniks”  grabaron antes que “La Balsa” y “Los Abuelos de la Nada” también, son temas de rock sin discusión,  antes de  “La Balsa” hubo otra historia.-

Además, vale la pena de pronto refrescar o volver a poner en la mesa todo aquello, porque los chicos también quieren saber e investigan, entonces hay que darles la oportunidad para que a lo mejor aseveren lo que ellos vienen sintiendo, además  de su gusto personal.

Yo tenía una vieja frase que “no se venden discos como latas de tomate”, y esto lo decía por las discográficas que siempre ven en el músico un producto. Y eso vale para los estudiosos de la música en Argentina, porque hay un movimiento que abarca a muchos músicos.

Por suerte es así, tenemos en nuestro país una amplia gama de músicos de altísima calidad que pueden estar a la altura de cualquier músico del mundo y tenemos una riqueza autóctona que es el folclore y el tango. Más allá que el viejo era tanguero, gente con la humildad de los grandes, ellos sumaban hice giras con Troilo, con el Negro Montero, donde el público podía ver desde un cantante de tango, un rockero como yo, o una cumbia que es muy lejano a lo que hoy estamos viviendo en fin tenemos músicos de altísima calidad.

Has tenido una gran carerra músical

No me puedo quejar, soy un agradecido total, el público siempre fue muy cariñoso conmigo con su presencia en los espectáculos que hago. El 10 de octubre de 2021 –en plena pandemía-  di concierto de rock vía streaming, y estuvo muy bien la venta de entradas, mucha gente de España, México, EE.UU, Uruguay, Perú ahí puedes palpar el cariño que la gente siente por uno, así que estoy muy agradecido al público, a mi madre a mi familia y a Dios.

¿Cuánto fue de importante para vos el Club del Clan?

Yo diría que habría que dividirlo, una era la idea artística, cuando aparece la idea de armar ese programa que es la consecuencia de un elenco discográfico de la misma empresa, y cuando surge la idea de ir a hacer la televisión en grupo yo ya tenía dos discos de oro. Ahí tenes una idea de cómo estaba en ese momento el personaje que después iba a acceder a ese programa tan conocido; la otra es que vivir ese programa era para nosotros lo más divertido que podría suceder, era lo que sucedía todas las tardes cuando nos encontrábamos y reuníamos en la RCA Víctor, usábamos una parte de los grandes salones que tenía la Compañía en la calle Bartolomé Mitre. Tocábamos, componíamos juntos, nos pasábamos canciones, estábamos  todos juntos y de hecho esa idea arranca de Ricardo Mejía, que era en ese momento el director artístico de la compañía, nos sugiere  y nos invita a hacer un disco con los Red Caps, y nada así nos bautizamos, los “boinitas  coloradas” porque estábamos todo el día tocando,  hacíamos nosotros las canciones ademas todos  tocábamos instrumentos, no era que teníamos que citar a músicos de sesión, éramos  nosotros mismos los que entre tantas canciones que teníamos hacíamos la elección discográfica, se graba un disco y estaba integrado por Nicky Jones, Lalo Fransen, Palito Ortega y  por mí.

 Fue una cosa interesante porque era el momento inclusive que existían y tenían mucho éxito muchos grupos desde México los famosos Tic Toc, era un momento potable sé que escuchaste un grupo de intérpretes muy conocidos que grabaron dos o tres discos importantes llamados los Traveling Wilburys. Ese fue un antecedente de aglutinar artistas del podio, para ser más claro, y armar una banda que obviamente son músicos ellos mismos.  Entonces cuando se hace el programa estaban todos los elementos que ya disfrutábamos y hacíamos como hobbies dentro de la compañía, siendo tan jóvenes en lugar de estar jugando billar, pedíamos pizza o lo que sea y tocábamos toda la tarde y eso lo supo capitalizar el director artístico para hacer el programa nos invita de la misma manera a ir a la TV. Y nosotros dijimos, por qué no, si cada cual tenía su vida, sus shows por noche. Creo que esa frescura, más allá de lo musical, esa espontaneidad propia de nuestra edad, y la rebeldía de no querer agarrar a pie juntillas el libreto le dio todo ese vuelo al programa, la gente se hipnotizaba, fue tremendo eso.

“Mar de amor”, ¡cómo me gusta ese tema, Johnny!

Esa canción tiene su buen vuelo en trayectoria porque se graba originalmente en los años 50, después lo graba un grupo y luego un solista en EE.UU. y cuando la escuché, con 13 ó 14 años más o menos, me llamó muchísimo la atención, y me dije: no puede ser, tiene toda la melodía que tiene que ver con el encantamiento de la juventud en ese momento, ¿te acordás que se bailaba apretaditos con la manito agarrada?. Lo que pasa es que después, los gringos que son inteligentes, para mantener el éxito, años después aparece un nuevo intérprete con otro tipo de voz, mantiene un poco la idea del arreglo y vuelve a ser un éxito.

Seguiste tu carrera, ya sabemos lo que significó el Club del Clan, pero cuál fue otra de las épocas que te quedó marcada, después que pasó lo primero,  y ya tenes un club de fans, el más antiguo de Argentina…contáme.

Te digo la verdad, todavía estoy buscando estar consolidado…yo creo que, si uno ama tanto esto, si es una forma ya de existir, vivir, sentir, expresar, parar, dejar lo que uno tiene tan fuerte incorporado. Está en mi ADN, no hay duda  y yo no soy de rendirme. Puedo quedarme quieto un poco. He tomado un par de años alejado, pero no puedo abandonar esto y cuando voy a estar pleno,            mira, el día que sienta eso es porque estoy muerto.

He tenido épocas en las que me he divertido mucho y otras que sofocaban de la magnitud del trabajo, la persecuta de los fans de tener guardia en la puerta de casa  por las chicas, terminaban paranoico, algo así como lo que pasó a Sandro, eso de sentir el acoso  lo hablamos con Sandro y tuvo la inteligencia de parar eso y armó su castillo en la zona de Banfield, y lo pasaba bien adentro, no se privaba de  nada, mantenía una vida de amistades, entre cuyo círculo  tuve el privilegio de estar,  y para salir a ver el mundo  se juntaba con dos o tres amigos, se disfrazaba en un auto era un tipo muy  divertido, con un humor espectacular.

 Me llamaba a las tres de la mañana diciéndome que había una denuncia contra mí porque habían asaltado una casa que venden lana y se llevaron no sé cuanta cantidad de ovillos, se hacía pasar por el comisario no sé quién de Lomas de Zamora.

Vos participabas mucho del Rockabilly. ¿Pero qué es en esencia?

La confusión de mucho gente es tomar el rock and roll como una música encapsulada, y no es así porque en verdad es una idea que entró mucho por la danza que se venía haciendo en la época de algunas orquestas de jazz, donde se bailaba con piruetas, el famoso paso americano que luego se fue potenciando, eso era la base, ahora la música, por ejemplo, Bill Haley dicen que es uno de los reyes del rock and roll, y en realidad es una banda que hacia música country, música western con swing. Y luego se define como rock and roll.

¿Cuál es el lugar en el rock de Elvis Presley?

Decir que el es “El Rey”, es como decir que el rock acá es “La Balsa”, porque en todo caso están antes Bill Haley, Gent Vicent y otros exponentes de estas cosas. Fijate que antes gente del Rockabilly como Freddy Feathers, era un tipo muy de campo y Elvis era una esponja. Ahí está la otra mística de Elvis, que absorbía el blues, el jazz, toda la música afroamericana, y el country. Esa conjunción la expresó musicalmente y físicamente. Si vos lo ves inicialmente, él dijo que se inspiraba en los predicadores que veía en las iglesias, que manoteaban el micrófono y gritaban y se movía todo, y a él eso lo impresionó muchísimo y lo pudo adaptar a todo lo que quiso decir, y fue la esponja que supo canalizar todo.

 En pleno servicio militar empezó a cambiar un poco la idea de cómo manifestar su voz, como  “O Sole mío”, de origen obviamente europeo y él podía, y cuando viene de la colimba todos los padres, tíos, abuelos se unieron por el gusto es un ser impresionante para mí es mi gran referente y para muchos cantantes. Siempre hubo un Elvis que expresara la idea. Fue un showmen, exponente del rock and roll y las baladas, tremendo.

Los Beatles son como la bisagra de la música mundial ¿vos como los ubicas?

También conmocionaron al mundo. Pero una de las cosas que más me sorprendió fue que los Beatles le venden música de rock and roll a EE.UU.  Eso es muy loco. Cuanto aparecen Los Beatles y graban, muestran que nadie se había fijado en hacer nuevas versiones de grandes autores y exponentes del rock.  Ellos absorbieron todo esto y tenían personalidad tremenda porque acoplaban lo que habían sentido por el gusto de la música desde niños, por lo que estaba haciendo luego.  Impusieron moda de vestir, y para mí fue algo extraordinario sin dudas.

Sé que estás sonando muy bien, voy a lo simple que es tu último tema…

Gracias a Dios se está escuchando mucho, es una canción que quiero mucho y es lo que mi hijo Alan, (Alan Vega) que es además el productor de mi disco aparte de ser un gran músico, me sugiere que haga una canción en la que muestre qué balance tengo hoy. Y con su ayuda empezamos a hacer arreglos y empezó a surgir la letra que en verdad es eso, un balance, cosas que dicen por ejemplo “soy el resultado de mi historia de vida, soy como un guerrero en la batalla final y las heridas que marcaron mi desino son cicatrices que no las voy a olvidar”.  Eso está dentro de un rock and roll, y me encantó poder expresarlo porque en la curva de mi vida estoy haciendo equilibrio, es lo que vivo y son cosas que a mí me suceden. “suelo estar distraído con un rock and roll”, y “saber que es la única manera, el único momento, porque ya no hay tiempo”. Entonces voy a lo simple de mi vida, ya no doy vueltas ni intelectualizo tanto, a la mañana un café y a la tarde un buen vino. Soy yo, hoy. Es el resultado de todo lo que he ido sintiendo. Estoy muy contento con esta canción, la gente la está escuchando muy bien y Alan es una maravilla lo que está haciendo con los arreglos.

No es tiempo para complicarse. En medio de los momentos difíciles que estamos pasando, es momento de ir a lo simple, decir te quiero, extraño, no guardárselo. Es ahora…

 

*Esta entrevista pertenece al libro de próxima aparición “El Rock que yo vivi” *Esta entrevista pertenece al libro de próxima aparición “El Rock que yo vivi” Fue realizada en octubre  de 2020 para el Ciclo Radial “Hora Cero…a puro Rock”. Litjazzradio.com (París, Francia) / Creativaradio.com (Bs.As. Argentina / FM Punto3 105.3 (Luján, Argentina).- 

 

 

Referencias:

  • El Club del Clan: Fue un programa musical de la televisión argentina de la década de 1960 transmitido en varios países de América Latina. Reunió a un grupo de cantantes pop que cantaban en español (algo inusual para la época), quienes lograron enorme difusión popular y notable influencia en los gustos musicales.
  • Los Red Caps: Grupo musical surgido en 1963 e integrado por Nicky Jones, Lalo Fransen, Johny Tedesco y Palito Ortega.
  • Traveling Wilburys: Fue un supergrupo británico estadounidense integrado por Bob Dylan, George Harrison, Jeff Lynne, Roy Orbison y Tom Petty, junto con el acompañamiento a la batería de Jim Welter.

 

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!