Domingo 23 de Febrero de 2020

Hoy es Domingo 23 de Febrero de 2020 y son las 00:47 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 15.3º
  • Parcialmente nublado

15.3°

EL CLIMA

POLICIALES

8 de marzo de 2019

Los desesperados llamados al 911 por Natacha Jaitt: “Parece que no respira”

Natacha Jaitt con Velaztiqui Duarte

(AGP).- Son de Gonzalo Rigoni, dueño del salón Xanadú, y del empresario Raúl Velaztiqui Duarte, quien da otra versión al pedir una ambulancia.

A poco de cumplirse dos semanas de la muerte de Natacha Jaitt, salieron a la luz los llamados al 911 de las personas que estuvieron con ella en la madrugada del sábado 23 de febrero en Benavídez, donde la modelo y actriz fue hallada sin vida.

La primera comunicación pertenece a Gonzalo Rigoni, dueño del salón de fiesta Xanadú en Villa La Ñata. “Necesito una ambulancia urgente. Hay una chica que se desmayó. Parece que no respira”,señala el empresario, balbuceando.

Más tarde, en otro llamado, reitera: “Pedí una ambulancia urgente hace rato. Se desmayó una amiga y no respira. Me parece que estaba con drogas o algo así”.

En tanto, una tercera comunicación pertenece a Raúl Velaztiqui Duarte. “Vine a buscar a una amiga que me llamó que estaba descompuesta y no respira”, afirma, y corta luego de que el operador le preguntara la edad de la mujer que necesitaba asistencia.

Se trata de otra mentira del empresario paraguayo, ya que él fue quien llevó hasta ese salón a la mediática para presuntamente cerrar una serie de eventos

Velaztiqui Duarte, de 47 años, está imputado de falso testimonio. Declaró por primera vez el sábado, horas después de la muerte de Jaitt, y amplió su testimonio dos días después en sede judicial. Los investigadores detectaron contradicciones entre ambos relatos.

El procurador General de la provincia de Buenos Aires, Julio Conte Grand, sostuvo que las filmaciones del lugar mostraron al empresario en lugares donde había dicho que no estuvo.

"No supo dar respuesta a actitudes que surgen del análisis de los videos ni a las referencias sobre el lugar en el que dice que estuvo, en su primera declaración. Además titubeó y fue incongruente", indicó el funcionario. 

Otra de las contradicciones del organizador de eventos y profesor de danza tiene que ver con el celular de Jaitt. El sábado, en su primera declaración, había dicho que no sabía nada del teléfono de la modelo. Sin embargo, los investigadores, analizando las imágenes de 12 cámaras de seguridad, lograron determinar que en realidad tomó el aparato de la mochila y lo llevó a su auto.

Velaztiqui Duarte también fue incongruente con respecto al cuerpo de Natacha. Primero había dicho que estaba boca arriba y luego aseguró que estaba boca abajo. También afirmó que no manipuló nada en la habitación, mientras que en las imágenes se ve que lleva una prenda que puede ser con la que envolvió el equipo.

El martes de la pasada semana, ya como detenido y acusado de falso testimonio, fue indagado en la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Tigre por dos de los fiscales que investigan la causa, Sebastián Fitipaldi y Diego Callegari.

Durante la indagatoria reconoció que tuvo algunas contradicciones porque "tenía miedo" y dijo que sacó el teléfono celular de la víctima de la escena porque "lo quería preservar".

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »