POLICIALES

4 de febrero de 2019

El misterio del mecánico: una prueba clave complica al único detenido

Ariel Ale el mecánico desaparecido

(General Rodríguez) .- (AGP).- Un ADN confirmó que la sangre encontrada en la casa del principal sospechoso es de Ariel Alé, desaparecido desde el 9 de noviembre.

Las sospechan se confirman y la hipótesis del crimen se refuerzaen el caso del mecánico de General Rodríguez que desapareció el 9 de noviembre de 2018. Es que los estudios de ADN realizados sobre las dos manchas de sangre encontradas en la casa del único detenido que tiene el caso certificaron que pertenecen a Ariel Alé (38).

Fuentes judiciales detallaron que el cotejo de la sangre hallada mediante el reactivo Luminol en una habitación de la casa de Damián Alvarez (28), preso y procesado por el asesinato, con las muertas extraídas a los hermanas del mecánico dio positivo, lo que confirma que Alé estuvo en ese sitio.

Si bien el cuerpo del mecánico aún no fue hallado, Alvarez fue procesado en diciembre por el delito de "homicidio calificado criminis causae" y "hurto calificado -dos hechos-", por disposición del Juzgado de Garantías N°2 de Moreno-General Rodríguez, subrogado por Adriana Alicia Julián.

La magistrada convalidó lo requerido por el fiscal Federico Luppi, titular de la UFI N°10 de General Rodríguez, quien en su presentación incorporó la declaración de la madre Alvarez en una causa penal de 2016. Allí la mujer denunció a su hijo por amenazarla con un arma y decirle que iba a matar a su hermanosi no le daba dinero para comprar droga.

Alvarez y el mecánico desaparecido se habían conocido a través del hermano del detenido, Federico, quien participó activamente de las marchas que impulsan la búsqueda de Alé a pesar de ser familiar del principal sospechoso.

La investigación de Luppi estableció que el acusado se había hecho amigo de Alé unos tres meses antes de que el mecánico desapareciera y que ambos compartían el gusto por las motos y la adicción a las drogas.

Según la investigación, surgió un conflicto entre ambos que llevó a Alé a comentarles a sus amigos que Alvarez estaba "re zarpado" y que "si no lo mataba, lo mataría", dijeron a la agencia Télam fuentes judiciales.

Por su parte, Alvarez les dijo a sus allegados que Ariel "le debía plata, que lo mataría y que le sacaría todos 

En ese marco, para la fiscalía está probado que el 9 de noviembre, entre las 9.30 y las 13, el detenido se reunió en su casa de Providencia 1014, ubicada en Francisco Álvarez, con el mecánico desaparecido.

Según consta en la causa, Alvarez "ejerció violencia de un modo que no se pudo establecer, que llevó a la muerte” de Alé y “luego hizo desaparecer el cuerpo con el objeto de lograr su impunidad".

Fuente: AGP /Clarin

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »