Miércoles 25 de Noviembre de 2020

Hoy es Miércoles 25 de Noviembre de 2020 y son las 08:18 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 22º
  • Tormenta eléctrica

22°

EL CLIMA

SOCIEDAD

30 de marzo de 2017

FUTURO: Una obra con 40 kilómetros de túneles para darle cloacas a 5 millones de personas

(AGP).- Se trata del primer sistema cloacal que se construye desde 1946. En paralelo hacen una planta de tratamiento de desechos y un conducto que disminuirá la contaminación del Riachuelo.

A metros de la costa, en el puerto de Dock Sud, se abre un pozo de 40 metros de profundidad. Junto a él, una tunelera está lista para bajar y empezar su misión: excavar un conducto de 12 km bajo el Río de la Plata. Si todo sale bien, para 2021 este emisario adentrará en el río los efluentes cloacales tratados de la Ciudad y parte del GBA. Será una de las piezas clave del Sistema Riachuelo, junto a una planta de tratamiento y una nueva cloaca de 11 km, la primera que se hace en 60 años. Estas tres obras fundacionales, que están a cargo de AySA, permitirán darles cloacas a más de 5 millones de personas y evitar que los desechos lleguen al Riachuelo a través de pluviales y arroyos.

Las obras, ya en ejecución, implican hacer 40 km de túneles. "Es el proyecto más grande de este tipo que está financiando el Banco Mundial", se enorgullece el presidente de AySA, José Luis Inglese, que detalla que se invertirán US$ 1.200 millones financiados por esa entidad y el Estado nacional.

 

El Sistema Riachuelo transportará y tratará 2.300.000 m3 de desechos cloacales por día de la Ciudad, San Fernando, San Isidro y La Matanza, a razón de 27 m3 por segundo. "Esto permitirá incorporar a 4,3 millones de habitantes de la margen izquierda del Riachuelo a la red de cloacas", anticipa Pablo Bereciartúa, subsecretario de Recursos Hídricos de la Nación,

Actualmente, los desechos porteños se transportan hasta una planta de tratamiento en Berazategui a través de tres saturadas cloacas máximas, dos de las cuales datan de fines del siglo XIX y principios del XX y otra que es de 1946. El proyecto en marcha consiste en derivarlos a una nueva planta y al emisario que se harán en Dock Sud. Esto aliviará al Sistema Berazategui y a su vez permitirá darles cloacas a 1,5 millones de usuarios del sur del GBA.

El Sistema Riachuelo consta de tres obras. Una consiste en construir una cuarta cloaca de 11 km, el Colector Margen Izquierda (CMI), que además de transportar efluentes interceptará los "caudales en tiempo seco". Este eufemismo técnico se refiere a los desperdicios que ahora llegan a pluviales y arroyos a través de conexiones clandestinas o por fallas en la red de cloacas. Captándolos se evitará que terminen en el Riachuelo y se avanzará en cumplir la orden de sanear la cuenca dictada por la Corte Suprema.

El primer tramo del CMI, de 0,8 metro de diámetro y 1,6 km, corre bajo la avenida Cruz, entre la General Paz y Larrazábal. Su construcción duró siete meses y terminó en enero. Se hizo con una tunelera "pipe jacking", que a medida que avanzaba empujaba caños prefabricados. El segundo tramo, de 3,2 metros de diámetro y 9,5 km de largo, llegará hasta Vieytes y Benito Quinquela Martín, en Barracas. La tunelera para hacerlo llegó de Alemania el 24 de febrero. Mide 115 metros de largo y es de tipo TBM: excava con una rueda de corte y avanza 1,40 metros. Al mismo tiempo, arma un anillo con cinco dovelas de hormigón. Los anillos forman el caño.

La obra incluye hacer otros 18 km de túneles complementarios y el Desvío Colector Baja Costanera, de 5,2 km, que cruzará el Riachuelo y llevará el caudal del CMI hasta la planta de pretratamiento de Dock Sud. La construcción de ésta forma parte de un segundo contrato, en ejecución desde junio de 2016.

Los líquidos cloacales ya tratados serán liberados en el Río de la Plata. Y para esto hay en marcha una tercera obra, la del emisario que los adentrará 12 km en el río, pasando por debajo de los canales de navegación. La tunelera para excavarlo, fabricada en China por la firma alemana Herrenknecht y también de tipo TBM, acaba de llegar a Dock Sud. "Su largo total, incluyendo su tren de apoyo, es de 240 metros. Como tiene que hacer un túnel de 4,3 metros de diámetro, su rueda de corte tiene 5,1 metros", cuenta la ingeniera Marcela Alvarez, a cargo de la dirección de grandes obras de infraestructura de AySA.

El pozo por el que ingresará la tunelera, de 40 metros, ya está listo y revestido en hormigón. Dos buzos con cámaras trabajan sumergidos en tareas de limpieza. Su función es dejar todo preparado para armar un tapón de hormigón en el fondo del pozo, que en un futuro también será la cámara de carga del emisario. En la superficie, siguen sus movimientos a través de un monitor instalado en un container que sirve como oficina.

"El emisario empezará a 40 metros de profundidad y terminará a 34 metros -detalla Alvarez-. Tendrá un tramo de transporte, de 10,5 km, y otro de difusión, de 1,5 km. Este último tendrá 31 difusores que lanzarán el líquido tratado por sobre la superficie del río, para facilitar su mezcla con el agua". Si se cumplen los plazos, el sistema estará terminado el 31 de marzo de 2021. Para entonces, habrá una mejora sustancial en la calidad del agua del Riachuelo.

Fuente: Clarín /AGP

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »