Jueves 3 de Diciembre de 2020

Hoy es Jueves 3 de Diciembre de 2020 y son las 04:10 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 17.4º
  • Mayormente despejado

17.4°

EL CLIMA

MUNDIAL BRASIL 2014

12 de julio de 2014

FÚTBOL: Estudiante de abogacía, ex hincha de Boca y un ayudante leal, conocé al otro Sabella

Por Pablo Hacker. (BELO HORIZONTE).- Se percibía lo que dijo su representante, pese a que él le molestó. Desde el lunes, Alejandro Sabella no seguirá como técnico de la selección , sea cual fuera el resultado de la gran final de mañana ante Alemania , en el Maracaná. Pachorra siempre dijo que sufre más de lo que disfruta su puesto.

LO HORIZONTE.- Se percibía lo que dijo su representante, pese a que él le molestó. Desde el lunes, Alejandro Sabella no seguirá como técnico de la selección , sea cual fuera el resultado de la gran final de mañana ante Alemania , en el Maracaná. Pachorra siempre dijo que sufre más de lo que disfruta su puesto. Sin embargo, es hora de pensar en el presente para un técnico que tiene la posibilidad de entrar en la galería más grande del fútbol argentino, esa en la que se ubican César Menotti y Carlos Bilardo, los técnicos campeones del mundo de nuestro país.

A los 59 años, Sabella está ante su gran chance, tras 1072 días como técnico de la selección. Es el momento más especial de su carrera para un DT que apenas lleva cinco años como entrenador, luego de ser durante 17 años la mano derecha de Daniel Passarella, su principal ayudante en diversos cuerpos técnicos.

De Sabella se conoce que era un exquisito enganche como jugador, surgido en River y que explotó en Estudiantes de la mano de Carlos Bilardo, se sabe de lo que logró en muy poco tiempo como DT, una Copa Libertadores y un título local con el Pincha, pero quién es el otro Sabella, el pibe que era hincha de Boca, el estudiante de derecho que en realidad quería ser médico, el hombre que empezó como técnico en la reserva de River con jugadores como Ariel Ortega, Matías Almeyda, Marcelo Gallardo y Hernán Crespo.

El hincha de Boca que conoció la pasión por River

Sabella nació el 5 de noviembre de 1954, en Barrio Norte, en la Ciudad de Buenos Aires. Vivía en un departamento en Vidt y Paraguay y en esas calles empezó su pasión por la pelota. De chico, era fanático de Boca e incluso iba a la Bombonera con su hermano mayor, Marcelo. Su ídolo era Angel Clemente Rojas. "Yo era hincha de Boca y justo contra Boca jugaba mis mejores partidos en River", contaba en una entrevista cuando ya era futbolista de la Banda. A los 16 años, cuando decidió que quería probar suerte con el fútbol, lo primero que hizo fue ir a Boca, el "club que más le gustaba". Pero lo rebotaron. Intento en Racing, quedó y no volvió. Hasta que River tocó a su puerta. Pachorra se distinguía jugando en GEBA y el padre de uno de sus compañeros lo recomendó a un delegado del club de Núñez. Con el tiempo, Sabella se convirtió en un integrante de la familia de Estudiantes, donde se consagró como futbolista y DT.

El estudiante de derecho que prefería medicina

"Para el mundo del fútbol, Sabella estaba arriba de la media, con un bagaje cultural superior al resto", cuenta alguien que conoce bien a Pachorra, quien luego de terminar la secundaria decidió estudiar derecho cuando ya era futbolista de River. "¿Cómo sos como estudiante?", le preguntaban en una entrevista con el diario Clarín a los 20 años. "Me dedicaba y era inteligente para entender rápidamente las lecciones. A medida que fui creciendo me di cuenta que retenía todo con facilidad. Entonces, fui más inteligente que dedicado. Me iba bien en el colegio, aunque en conducta tenía algunos tropiezos", respondía. Sabella estudió abogacía de 1973 a 1975 en la UBA y llegó a rendir seis materias. "Venía bien, pero tuve que dejar cuando empecé a jugar en Primera. En realidad, me gustaba más la medicina, pero me metí en derecho porque me permitía estudiar en casa".

En su adolescencia, en la habitación de Sabella los posters de fútbol se mezclaban con los de Perón. Pachorra se define como progresista desde lo político y sus referentes van de Chacho Alvarez a Néstor Kirchner, para él el político N°1, y Cristina Fernández. A Alejandro le gustan los libros y los documentales de historia, por eso la lista de próceres que le gustan es larga: San Martín, Belgrano, Monteagudo, Dorrego, Castelli y Rosas. Su película preferida es Belgrano, del director Sebastián Pivotto y actuada por Pablo Rago. Cuando trabajaba con Passarella eran habituales las discusiones de política entre dos amigos enfrentados: Pachorra (peronista) y el Káiser (radical).

Del miedo a volar al gusto por la gaseosa

Sabella tuvo suerte que el Mundial como técnico le tocó en Brasil, a no más de tres horas de avión desde Buenos Aires. Es que Pachorra detesta volar y los aviones le producen temor. "Cuando se empieza a mover, rezo; ni loco me subo a una avioneta o un helicóptero", explica. Es de viajar poco y prefiere descansar en la Costa Atlántica. No le gusta irse muy lejos de la Argentina. Con la comida, se niega a los platos rebuscados y elige el asado. Es un fanático de las gaseosas cola y no bebe alcohol. Prefiere mate, antes que el café.

Sus comienzos como técnico

Sabella jugó al fútbol hasta 1989 en Irapuato, de México, con 35 años. Por entonces, había recibido una oferta para volver al fútbol inglés, pero la desestimó y le puso punto final a su carrera. Empezó el curso de técnico en la escuela Adolfo Pedernera, en La Plata, y Daniel Passarella, que en 1990 comendaba la Primera de River con Américo Gallego como ayudante, invitó a su gran amigo a trabajar como técnico de la Reserva. Allí, puso el ojo en jóvenes como Gallardo, Almeyda, Ortega y Crespo. "Tenía una tranquilidad absoluta para expresar sus ideas y le hablaba mucho a los jugadores", recuerda el Pelado. "Era muy simple conceptualmente, muy docente", se acuerda el Muñeco, uno de sus preferidos por desempeñar la misma función en la cancha, la de enganche. Entonces, empezó su carrera a la par del Káiser, a quien acompañó hasta 2007 en varios equipos: River, selección argentina, selección de Uruguay, Parma, Monterrey de México y otra vez en Núñez.

Extractos del libro Pachorra, Historias para conocer a Sabella.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!