Jueves 8 de Diciembre de 2022

Hoy es Jueves 8 de Diciembre de 2022 y son las 05:46 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

FÚTBOL

15 de diciembre de 2013

Día negro: mataron a dos hinchas de Newell’s. ¿Hasta cuando?

Viajaban en una combi a Buenos Aires tras ver a su equipo. Sus atacantes vestían camisetas de Rosario Central.

La barbarie y la sinrazón volvieron a decir presentes en Rosario, una ciudad en la que la violencia parece no tener fin. Anoche, dos hinchas de Newell´s que integraban una peña de Buenos Aires fueron asesinados al abandonar el Coloso del Parque tras el partido de su equipo frente a Lanús. Se trasladaban en una combi con otros miembros de la filial por las calles Oroño y Lamadrid cuando fueron acribillados a tiros por una moto en a que viajaban dos ocupantes. Los testigos del hecho declararon a los primeros policías que llegaron al lugar que los atacantes vestían camisetas de Central. Una nena de 9 años y una mujer de 29 permanecían internadas con heridas de armas de fuego en dos hospitales de la ciudad. Sus vidas no corrían peligro, según los partes médicos que se divulgaron esta madrugada, en el contexto del final de un domingo proyectado para el fútbol y desvirtuado hacia el frecuente horror que enmarca el espectáculo de la pelota.

El ataque a los hinchas de Newell´s de la peña “La vieja Amelia”, un grupo de hinchas que se traslada desde Buenos Aires a Rosario cada vez que se disputa un partido en el Parque Independencia, se produjo a unos cuatro kilómetros del estadio.

Según fuentes policiales, la combi recibió más de doce balazos a la altura del bulevard Oroño al 5000, en el sur de la ciudad. Los disparos los efectuaron dos personas que se trasladaban en una moto de baja cilindrada. Se cree que los agresores, identificados con los colores de Central, abrieron fuego tras discutir en un semáforo con los ocupantes de la traffic.

Gustavo Cobián, director del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (SIES), le confirmó a Clarín que uno de los fallecidos es quien conducía el vehículo. Fue identificado como José Boladian, de 34 años. Su cuerpo quedó tendido en el asfalto con un proyectil incrustado en su ojo y otro en el tórax.

La otra víctima fatal viajaba en uno de los asientos traseros. Se llamaba Walter Palacios, de 39 años. Un balazo le perforó el cráneo. Era socio del club y uno de los que participaba más activamente en la peña. Precisamente, el viernes había subido a su perfil de Facebook la foto que se sacó junto a todos los integrantes de la filial el 12 de diciembre en la cena en la que despidieron el año.

Su hermana, Solange Palacios (29), resultó herida con un balazo en el hombro. Fue atendida en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (HECA). Néstor Marchetti, director del nosocomio, confirmó que su cuadro era estable y que su vida no corría peligro.

La dimensión dolorosísima de los hechos creció aún más al conocerse que una de las atacadas era Leyla Roldán, de 9 años, quien estaba siendo atendida al cierre de esta edición en el hospital Roque Sáenz Peña. Una bala se incrustó en su mano. Según el primer parte médico, a la chiquita tuvieron que amputarle un dedo. A la madrugada iba a ser trasladaba al Hospital de Niños Víctor J. Vilela Minutos después de producirse la balacera, algunos testigos del hecho describieron lo que pasó a través de las redes sociales, superpobladas de manifestaciones de repudio y de señalamientos a la locura en la que se desarrollan los mal llamados “enfrentamientos folclóricos” en torno del fútbol. “Nos atacaron desde una moto con hinchas de Central. Estoy en el micro de atrás. Es una locura lo que pasó”, escribió Nicolás en Twitter.

El estupor y la consternación alcanzaban anoche a todos los miembros de la filial leprosa, quienes, igual que buena parte de la sociedad, no podían creer que pasó lo que pasó. “No estuve en esa combi porque esta vez no viaje. Mis amigos. Mis compañeros de viaje. No tiene explicación”, twiteó Mashi, una locutora de Buenos Aires.

A contramano de algunas versiones iniciales, la Policía de Rosario descartó de plano la hipótesis de un enfrenamiento armado entre los integrantes de la combi y las dos personas que se trasladaban en la moto.

“No encontramos ninguna arma en el vehículo. Las víctimas estaban desarmadas. Los atacaron a quemarropa”, describió una fuente policial a este diario. Según la reconstrucción de los hechos que realizaron los efectivos de seguridad, todo empezó con un fuerte altercado cinco cuadras antes de donde se produjeron los balazos. “Se insultaron por estar identificados con colores opuestos. Ese fue el detonante”, explicó la Policía a partir del relato de los testigos. La investigación, a partir de estos elementos, quedó a cargo de la Seccional 21 de Rosario.

“La Vieja Amelia” es una de las filiales más nutridas de Newell´s en Buenos Aires y es toda una referencia institucional para muchos hinchas de la entidad rosarina. Su nombre es en honor a Amelia Montero, una mujer de 85 años, considerada “la primera persona en organizar los viajes para alentar a nuestro equipo en todas las canchas donde disputamos los partidos de visitantes”, según el sitio Orgullo Rojinegro.

Fuente: Clarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!