Viernes 30 de Septiembre de 2022

Hoy es Viernes 30 de Septiembre de 2022 y son las 08:53 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

POLíTICA

10 de noviembre de 2013

Cristina recibió el alta y mañana se decide cómo será su regreso

Sigue monitoreada por la afección cardiológica. Y mañana se evaluará el ritmo de su vuelta a la actividad. Los estudios del viernes salieron bien y los médicos le dieron a la Presidenta el alta neurológica y neuroquirúrgica.

Fin de los rumores. Cristina Kirchner recibió ayer el alta neurológica y neuroquirúrgica de parte de los médicos que la atienden desde el 5 de octubre, cuando tuvo que acudir a la Clínica Favaloro por un fuerte dolor en la cabeza. Durante el fin de semana, igualmente será monitoreada con un Holte r -un dispositivo que registra y almacena la actividad cardíaca- yrecién mañana se evaluará cómo será su regreso a las tareas habituales.

El secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimaro, dio a conocer ayer por la mañana el último parte médico desde la Casa de Gobierno. La noticia más relevante fue que los médicos le dieron el alta médica luego de evaluar los resultados de los estudios de laboratorio y la tomografía computada realizada el viernes por la noche en la Fundación Favaloro. La Presidenta llegó a ese control en el asiento trasero del auto oficial con el que se mueve habitualmente. Tenía anteojos oscuros y casi no se dejó ver. Poco más de una hora después se retiró hacia Olivos. El estudio estaba previsto al cumplirse un mes de la operación para drenar el hematoma en el cráneo.

Según el parte de ayer, cuando se cumplan sesenta días de la intervención quirúrgica, es decir el 9 de diciembre, Cristina deberá realizarse una nueva imagen neurológica de control. “ La prueba de movimiento oscilatorio corporal recién se efectuará transcurridos los dos meses de la neurocirugía”, concluyó el comunicado firmado por los doctores Facundo Manes y Gerardo Bozovich.

En las últimas semanas, la Presidenta fue sometida a un programa antiestrés, a cargo del neurocirujano Facundo Manes, que apunta a cambiar hábitos perniciosos para su salud. Todavía no se conoce cómo impactó en su personalidad. Se descuenta que el regreso será gradual para no someterla a presiones. Eso implica que manejará todo desde Olivos y no volverá a la Casa Rosada, al menos por un tiempo. Cuando vaya, tendrá que hacerlo en auto, porque los médicos le prohibieron los viajes en avión y en helicóptero durante, al menos, treinta días. Con tráfico normal, le llevará unos cuarenta minutos hacer los 18,2 kilómetros desde la residencia de Olivos hasta la Fundación Favaloro.

Aún es una incógnita cuando se dejará ver en público.

Una posibilidad es que reaparezca para la inauguración de la fábrica de electrodomésticos Siam, en Avellaneda. Nadie, ni los más optimistas, se animan a ponerle fecha a ese acto. La expectativa está centrada en saber si en su regreso hará anuncios económicos y si definirá los posibles cambios en el Gabinete, envuelto en cruces internos con demasiada exposición.

Cristina podría decidir si ratifica en su cargo al ministro de Economía Hernán Lorenzino. Candidatos para reemplazarlo sobran. También está en juego la silla del jefe de Gabinete. El influyente secretario legal y técnico Carlos Zannini impulsa al gobernador entrerriano Sergio Urribarri porque lo ve como un posible candidato en 2015 y por su enemistad con Juan Manuel Abal Medina. También suena el chaqueño Jorge Capitanich, otro de los escasos ganadores del kirchnerismo el 27 de octubre, y hasta el titular de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.

También hay interés, especialmente en la oposición, y en parte de la sociedad, para ver cuál es su postura frente a la derrota de las elecciones del 27 de octubre, más allá del discurso optimista que le encomendó esa noche a Amado Boudou. El vice fue uno de los pocos privilegiados que charló con Cristina esta semana. Se sumó así a Oscar Parrilli, Carlos Zannini y al jefe de la SIDE, Héctor Icazuriaga, los únicos tres funcionarios que pudieron verla luego de la operación.

Otro de los temas de la agenda que tiene por delante es la interna en el PJ, tanto a nivel nacional como bonaerense, donde ya se sacan chispas dos futuros candidatos presidenciales como Sergio Massa y Daniel Scioli.

Cristina descansará hoy en Olivos junto a su familia.

Seguramente leerá los diarios y caminará por el parque de la residencia, dos de las tareas que tiene permitidas. Mañana (no se informó el horario) le quitarán el holter. Recién ahí los médicos determinarán el “ritmo de regreso” a sus tareas habituales. Días atrás, la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, había dicho que Cristina regresaría a la actividad este fin de semana.

Fuente: Clarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!