Martes 4 de Octubre de 2022

Hoy es Martes 4 de Octubre de 2022 y son las 04:58 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

SOCIEDAD

9 de septiembre de 2013

Rescataron a los chicos que quedaron rodeados por el fuego

Eran de una escuela de artes marciales. Las llamas los sorprendieron mientras realizaban una caminata con padres y docentes. Ninguno resultó herido.

El contingente de 50 personas, en su mayoría chicos, que se encontraba varado por el incendio desatado en el valle de Calamuchita, Córdoba, fueron rescatados y se encuentran a unos 20 kilómetros de Villa General Belgrano.

El grupo, compuesto por adolescentes de entre 11 y 14 años, además de por profesores y padres, ya se encuentra en la base de operaciones de Athos Pampa. Están en buenas condiciones, según confirmaron desde el Ministerio de Desarrollo Social, que encabeza Daniel Passerini.

Los chicos están todos bien. Ya fueron retirados del lugar, fuera de peligro, no hubo lesionados", precisó Passerini, quien agregó que "en todo momento se sintieron contenidos por los baqueanos y bomberos".

El legislador Carlos Alessandri (Unión por Córdoba), que recorría la zona, confirmó a la prensa que ya fueron trasladados a "la base de operaciones" y un comité de emergencia los recibió "para atenderlos y asistirlos".

Por su parte, el ministro de Seguridad, Alejo Paredes, aseguró que “nunca corrieron riesgo” y, a los fines de evitar que lo corrieran, "se los mantuvo por unas horas protegidos en un refugio, a una hora a pie de Athos Pampa, donde recibían asistencia, víveres, y contención".

Según informó el gobierno provincial, el grupo, que comenzó cerca del mediodía el descenso, "ya había realizado gran parte del camino, asistidos por bomberos voluntarios, pero poco después del mediodía se había tomado la decisión de que detuvieran la marcha".

Luego de evaluar la situación y tras descartar la posibilidad de un descenso por vía aérea, "se decidió que el grupo reanude la marcha, siempre bajo de supervisión de equipos de bomberos voluntarios", según el mismo gobierno.

Los chicos son oriundos de Cosquín y forman parte de un grupo de Taekwondo, que habían ido a pasar el fin de semana al cerro Champaquí, en el valle de Calamuchita, y anoche debieron permanecer varados, en el puesto de montaña "Refugio López".

El grupo de pequeños deportistas se encontraba acompañado por bomberos y policías, y estos esperaban que se dieran las condiciones para que puedan ser evacuados de la zona, cosa que sucedió pasadas las 18.

Más de 200 bomberos voluntarios habían reanudado esta mañana la lucha contra el fuego que se extiende en la serranía cordobesa de Calamuchita. Los brigadistas lograron controlar en las últimas horas la parte sur del siniestro, sobre el río San Miguel.

El foco, que se localiza entre Yacanto y Villa Alpina a unos 120 kilómetros al sur de la ciudad de Córdoba, ya consumió más de 2.000 hectáreas de pastizales y bosque, en su mayoría de pinares, desde el viernes a la tarde cuando se originó. "Se trabaja sobre los laterales del foco con el apoyo de aviones y helicópteros hidrantes, mientras que en la zona de San Miguel hay un frente controlado que podría reavivarse si cambia el viento, y por precaución se ordenaron algunas evacuaciones", había dicho el jefe del Plan Provincial de Manejo de Fuego, Marcelo Zornada.

Mientras tanto, un hombre permanece detenido bajo la sospecha de haber iniciado el fuego y fue imputado como autor de "incendio culposo agravado". Además, otros cuatro hombres fueron demorados y luego liberados por haber iniciado por cuenta propia un contrafuego con la intención de neutralizar el incendio. Aparentemente el detenido manejaba maquinarias en muy mal estado y sin las protecciones requeridas y la chispa de un tractor, que a su vez perdía aceite, habría sido el origen del fuego que se torno incontenible.

Fuente: Télam

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!