Miércoles 1 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 1 de Febrero de 2023 y son las 18:38 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

POLICIALES

11 de julio de 2013

La Reja: matan a un agente de la ex SIDE

Pedro Viale murió baleado durante un allanamiento a su casa. Era agente de la Secretaría de Inteligencia. Había sido denunciado por Lorena Martins como enviado por su padre para silenciarla luego de que ella denunciara la cadena de prostíbulos y su funcionamiento.
Por Raúl Kollmann*

Pedro Tomás Viale, alias El Lauchón, agente de la Secretaría de Inteligencia (SI), murió el martes en un operativo antidroga ordenado por el juez federal Juan Manuel Cullota y en el que participó el Grupo Halcón de la Policía Bonaerense. La imputación es que El Lauchón protegía a una cocina de drogas, participó en una enorme red de lavado de dinero a través de la compra de terrenos puestos a nombre de indigentes y en los diez allanamientos realizados fue secuestrada una cantidad importante de estupefacientes. En su momento, Página/12 reveló en forma exclusiva la denuncia de Lorena Martins, quien contó que su padre, Raúl Martins –ex agente de la SIDE prófugo en México–, explotaba siete prostíbulos en la Capital Federal y que le envió al Lauchón a entrar a su casa a los tiros para silenciarla. Los familiares del agente de la SIDE, hoy SI, argumentan que Viale efectivamente trabajaba en la secretaría, pero que no era narcotraficante, sino que investigaba casos de narcotráfico. Y que lo que ocurrió fue una confusión. Los hombres de la Bonaerense sostienen que entraron de uniforme a la lujosa vivienda, que usaron reflectores, se identificaron a los gritos y que no hubo confusión alguna. Aseguran que El Lauchón disparó y murió de cuatro tiros.

Los hechos ocurrieron en la vivienda de la calle Rocha Blaquier al 1500, en La Reja, donde Viale vivía desde hacía muchos años. Intervino personal de Narcotráfico de la Bonaerense y el Grupo Halcón a raíz de que el juez Cullota resolvió los allanamientos y detenciones tras una investigación que duró más de un año.

Aunque los detalles se mantienen en reserva, este diario pudo averiguar que al integrante de la SI el juez lo vincula con los siguientes hechos:

- Una cocina de cocaína que también fue allanada el martes.

- La provisión de precursores químicos para tratar la droga. Los elementos se encontraron en otro allanamiento realizado en Capital Federal el mismo día.

- Una gigantesca organización de lavado de dinero basada en personas indigentes que compraban terrenos y otras propiedades.

- El envío de cocaína al exterior, aunque la fuente judicial consultada por este diario no quiso precisar a qué país.

- No está claro si en el propio domicilio de El Lauchón se encontraron estupefacientes, pero en los diez allanamientos sí secuestraron estupefacientes.

De acuerdo con lo señalado por los hombres de la Bonaerense que participaron del operativo, Viale usó una pistola Glock 40 cuando ingresaron los efectivos del Grupo Halcón. El hecho tiene su aspecto extraño: es casi seguro que los integrantes de la Bonaerense, y por lo tanto el juez, sabían que allí vivía un agente de la SIDE. Es que El Lauchón habitaba en esa propiedad desde hacía muchos años. También debían saber que el agente siempre andaba armado y que exhibía su pistola en forma permanente. En sus andanzas con Raúl Martins, El Lauchón solía frecuentar el boliche swinger de la calle Anchorena, cuya propiedad Lorena le adjudica a su padre. Los memoriosos recuerdan que se tiró a la pileta del pub temático con el arma a la vista.

Ante la entrada del Grupo Halcón, El Lauchón habría disparado, hiriendo a un efectivo en el pie y recibiendo cuatro disparos en el pecho y uno en la ingle. Los Bonaerenses aseguran que entraron identificándose a viva voz, con uniformes y reflectores.

En enero de 2012, este diario publicó la denuncia de Lorena Martins contra su padre, en el marco de un conflicto familiar y un divorcio contradictorio entre los padres. Lorena reveló todos los detalles: las propiedades de Raúl Martins, la forma en que quebraban a las chicas, los siete prostíbulos que manejaba, las puertas secretas, los testaferros, los arreglos con comisarios e inspectores. En ese momento, también Lorena denunció que su padre intentó silenciarla mandándole precisamente al Lauchón. Los hechos se desarrollaron en la vivienda que ocupaba Lorena en San Isidro y llevaron a un cruce de disparos entre efectivos de la Policía Federal, que custodiaban a quien entonces era pareja de Lorena, Claudio Lifschitz, y el grupo que encabezaba el agente de la SI, que llegó al lugar en un vehículo Mercedes Benz. Lorena conocía al Lauchón desde niña porque era un subordinado de su padre en la SIDE, de manera que pudo identificarlo y denunciarlo.

Las imputaciones de Lorena contra Raúl Martins fueron desechadas por la jueza María Romilda Servini de Cubría porque, supuestamente, una hija no puede denunciar al padre. Su resolución fue ratificada por la Cámara Federal, pero el abogado de Lorena, Adrián Albor, ya presentó un recurso ante la Cámara de Casación.

*Fuente: Página 12/AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!