Miércoles 8 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 8 de Febrero de 2023 y son las 16:47 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

ESPECTáCULOS

16 de octubre de 2012

El último romántico sigue primereando

Desde Santiago de Chile, el cantante italiano Michele Scommegna, - Nicola Di Bari para el mundo artístico- intercambió impresiones con los conductores de Comunas AM, Edgardo Miller y Gabriel Russo. De esa amena charla con el artista, extractamos algunos fragmentos que permiten acercarnos a la sensibilidad del cantante de voz ronca, que se popularizó en la década de los ’70, inspirado en el apego al terruño y el amor.
Por Edgardo Miller y Gabriel Russo

 

Identificar  el nombre del artista que ganó el Festival de San Remo en  1971 y 1972, puede no resultar fácil,  pero  si  solo se escucha una estrofa de  la  inconfundible canción “Amor regresa a casa”, o,  “Como violetas”, se sabrá de inmediato que se trata de Nicola Di Bari. Para  Edgardo Miller, esta charla con el famoso cantante,  fue una asignatura pendiente. Hoy Chile lo  disfruta, pero la Argentina  tiene una cita delirante  con él en el Coliseo,  que contribuirá a reforzar la argentinidad del tano Di Bari.

De  su  sus inicios en el canto, Di Bari recuerda  el suceso que marcaría su destino  como cantante, cuando tenía a penas  15 ó 16  años, en  Zapponeta,  el pueblito donde nació y  sus compañeros de colegio lo persuadieron para que ayudara a vender a un heladero que no tenía pregonero.

“Yo tenía la voz grave,  nunca antes había cantado en mi vida; y sin quererlo canté un tema napolitano. En medio de tanta gente había alguien que me escuchó y me invitó al Festival  para jovencitos de la Ciudad y lo gané.

  “Pasó algo, y es que a los jovencitos italianos, comenzó a gustarle este tipo de voz ronca que antes no sonaba en Italia. Así es que por  pregonar helados para un vendedor  afónico entré en un mundo sin querer y sin saberlo. Creo que soy uno de los más privilegiados artistas que hay en el mundo entero.

 A partir del año ’70 que sale segundo ¿Cómo cambia la vida de Nicola Di Bari?

  Empiezo a disfrutar la posibilidad de conocer  el mundo entero, muchas culturas diferentes y sobre todo lo que  de lindo hay en el mundo  gracias a  esto lo pude realizar. ¿Qué quieres que te diga, Edgardo, que soy feliz.  Soy  súper feliz.

Nicola, te confieso que la primera vez que me  puse de novio,  enamoré con “Lisa de los ojos azules”. La canción me fascinaba, desde esa época conservo sus  discos, sus temas extraordinarios.

 Comprendo, “Trotamundo”, “Mi corazón es un gitano”, revelan  un mundo  particular, una  historia nueva que pertenece a los argentinos, porque todas las emociones que fueron cada vez más grandes  y le puse  música a todo es, por eso hoy me encuentro hablando con ustedes y me siento privilegiadísimo sobre todo de la posibilidad de conocer tantas culturas que ayudan a comprender cosas que solamente en tu país no puedes. Y que permiten apreciar una cultura más rica, más profunda,  llena de oportunidades y de hechos que parecen insignificantes.

¿En qué año  vino por primera veza la Argentina?

Fue en el 1967, cuando llegué a Ezeiza. Nadie tenía una foto mía, ni imaginaba cómo era.  Solo pensaban: “Con la voz ronca que tiene, debe ser alto, lindo, de ojos azules” y fue mucha a gente a recibirme. Yo no sabía nada de todo esto. Y estaban  los dirigentes de la compañía discográfica que por entonces se llamaba RCA y tres periodistas de La Razón que en Colombia escucharon “Trotamundo” y de regreso a Buenos Aires dijeron que querían ser los “productores de este chico tano” que es importante. Ellos hicieron   el máximo para  que se conociera Trotamundo  que luego tuvo un gran éxito en Latinoamérica y a estos chicos- que es decir a los argentinos, les debo  toda mi existencia.

¿Por qué el nombre de Nicola Di Bari y cuál es su relación con Luigi Tenco a quien le dedica  un  álbum  en homenaje?

Luigi Tenco era para mí la máxima expresión de la música, tenía una manera  especial nueva  de hablar de los argumentos que trataba, de una manera tan particular, tan personal que para mí es una gran pena no tenerlo ahora a mi lado, era mi gran amigo.

¿Por qué Nicola Di Bari?

Porque yo soy  católico,  apostólico y romano y este es un tributo al Santo Di Bari y elegí como nombre artístico el de mi Santo.

En Argentina ya no se habla como antes del Festival de San Remo ¿Cómo está en Italia el festival que tiene tantos años?

El Festival de ahora no tiene nada que ver con el de antes, que era una pelea para nosotros. Ahora es más comercial pero “San Remo es San Remo” y para nosotros sigue siendo  muy importante.

¿El tango qué tiene que ver en Usted que se siente argentino?

El tango lo inventaron los italianos-argentinos, querido. La mayoría  50 más uno,  somos italianos y yo soy hincha de Boca., pero con cariño para Estudiantes, para River.

¿Cuándo  va a tener un recital en la Argentina?

 El 19 voy a Rosario con una chica española  que vive en la Argentina y  canta conmigo en todas las giras que hago. Se llama Lola Massey y el 7 de noviembre termina nuestra gira en Argentina en el Coliseo, para mí es una gran alegría, porque   tengo a mi lado a la persona que más amo en el mundo que es mi señora.

La charla con Di Bari termina   con un obsequio imperdible del cantante de la voz de trueno, entonando  a capela  un fragmento de  uno de sus números  imperecederos: "Trotamundo"

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!