Miércoles 8 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 8 de Febrero de 2023 y son las 18:19 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

GREMIALES

19 de junio de 2012

Tras la amenaza de Boudou, Camioneros ahora rechazó la conciliación obligatoria y lanzó un paro de 72 horas

Lo anunció Pablo Moyano. En tanto, el líder de la CGT, Hugo Moyano, salió a responderle al vicepresidente Amado Boudou, sobre la posible aplicación de la ley de abastecimiento: "No nos van a asustar, no vamos a retroceder".

La disputa entre el Gobierno y los Moyano sumó un nuevo capítulo. Finalmente, luego de que Amado Boudou amenazara este mediodía con aplicar la Ley de Abastecimiento, la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros decidió no acatar la conciliación obligatoria que había dictado el ministerio de Trabajo y anunció un nuevo paro de transporte de combustibles, por lo que no habrá actividad hasta el próximo viernes, a las 11. "Empezamos un paro en 18 provincias del país", sostuvo Pablo Moyano, líder de Camioneros.
 

Primero fue Hugo Moyano, líder de la CGT, quien salió a responder a las advertencias del vicepresidente, sobre la posible aplicación de la ley de abastecimiento ante paros de Camioneros y replicó: "No nos van a asustar, no vamos a retroceder" con los reclamos salariales. "Este señor no aplicó la ley de abastecimiento cuando se le dio el aumento del cien por ciento a los legisladores y sale ahora a amenazar con aplicar la ley de abastecimiento ante un reclamo salarial justo", advirtió.


Durante un acto en la CGT en reconocimiento a los trabajadores aborígenes, Moyano adelantó que "en un futuro no muy lejano, todos los trabajadores" van a movilizarse "para reclamar por más fuentes de empleo y derechos". Al tiempo que convocó "a los trabajadores de los pueblos aborígenes a participar de las movilizaciones".


En tanto, su hijo Pablo Moyano redobló la apuesta y extendió hasta el próximo viernes el paro nacional del transporte de combustibles. "Hemos declarado un paro de 72 horas", afirmó a radio Mitre el secretario adjunto del gremio, quien confirmó la huelga "en todo el país" y desafió al vicepresidente Amado Boudou al asegurar que los lleven presos.


Por último, consultado respecto a qué desenlace imagina para esta disputa, Moyano indicó: "No lo sé, uno sabe adónde comienza pero no dónde acaba. Lo que tengo claro es que nosotros vamos a ir hasta el final".


Así, los Moyano salieron al cruce del vicepresidente Amado Boudou, quien había destacado la importancia de la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo tras el paro de actividades dispuesto ayer a la medianoche por el sindicato de camioneros en la rama de combustibles, había advertido que, de no alcanzarse un acuerdo, el gobierno aplicaría la Ley de Abastecimiento.


Según Boudou, a cargo de Ejecutivo por el viaje de Cristina a México, con la aplicación de esta herramienta, el Gobierno "no cercena ningún derecho sino que garantiza el de todos los argentinos" y sostuvo que "no era adecuado que existieran sorpresas sino que hay que cumplir con la ley". El vice realizó declaraciones luego de participar de una reunión de la mesa del trigo en la Secretaría de Comercio Interior junto con su titular, Guillermo Moreno, y el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar.


No es la primera vez que el Gobierno amenaza con aplicar la ley de Abastecimiento. Hace dos meses, la Presidenta lo hizo en medio del conflicto por la yerba mate. También el Gobierno amagó con usar esa herramienta en 2008, durante las protestas de las entidades del campo y el bloqueo de rutas. La norma, dictada en 1973, establece sanciones de multa y hasta de prisión para aquellos comerciantes que especulen con artículos de primera necesidad.


Ayer, cerca de la medianoche, la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros anunció que a partir de la hora 0 de hoy comenzaba en todo el país un paro en el transporte de combustibles. La decisión llegó luego del fracaso de la segunda ronda de negociaciones de la paritaria salarial del gremio. Casi en simultáneo, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, que fue acatada.


Camioneros reclama una suba salarial del 30% y una compensación para sus 200.000 afiliados de entre $ 3.000 y $ 4.000 –la cifra varía según los trabajadores se desempeñan al sur o al norte del río Colorado–, por los descuentos que sufren con Ganancias.

Fuente: Clarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!