Miércoles 1 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 1 de Febrero de 2023 y son las 00:46 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

COPA ARGENTINA

3 de junio de 2012

BOCA FINALISTA

Venció 5-4 a Deportivo Merlo en Catamarca, tras igualar 1-1 en los 90 minutos. Riquelme abrió el partido con un golazo de tiro libre. Pero en el final, Friedrich sacó un bombazo e igualó el encuentro. En la definición enfrentará a Racing que eliminó a River por penales.

Boca es el mejor equipo del fútbol argentino, pero también el que más liga. Esta tarde, en Catamarca, ganaba por un golazo de Juan Román Riquelme y aunque Deportivo Merlo se lo empató sobre la hora, el conjunto de Julio César Falcioni se impuso en los penales para meterse en la final de la Copa Argentina.

Boca dominó ampliamente las acciones en los primeros 20 minutos, se hizo dueño del balón, copó el mediocampo y se apoderó del terreno pero careció de profundidad. Riquelme, como siempre, fue la guía del equipo, el encargado de manejar y distribuir el juego que por lo general se dirigía hacia las bandas para que Cristian Chávez o Juan Sánchez Miño enviarán centros al área que eran neutralizados sin muchos problemas por la defensa de Merlo.

Pero Boca bajó la intensidad y Merlo lo aprovechó, se adelantó en el campo de juego, comenzó a manejar un poco más la pelota y el partido se emparejó. Allí, comenzaron a aparecer los espacios y las jugadas de peligro.

A los 21 minutos, Alejandro Fiedrich tomó la pelota en el mediocampo, eludió a dos rivales y le dió de zurda desde afuera del área y la pelota pasó por arriba del travesaño. La primera clara de Boca fue a los 30 minutos, cuando Darío Cvitanich le devolvió una pared a Santiago Silva que sin mucho ángulo le dio de derecha y la pelota fue a las manos de Darío Capogroso.

Seis minutos más tarde, Riquelme se la abrió a Chávez por derecha, envió el centro que cabeceó exigido Cvitanich y la pelota pasó por al lado del palo derecho de Sebastián Sosa.

En la segunda parte, al minuto de juego Riquelme envió un centro desde la derecha que Silva peinó y la pelota le quedó a Matías Caruzzo que le dio de zurda y Capogrosso salvó casi milagrosamente.

En la siguiente llegó la apertura del marcador a partir de un tiro libre de Riquelme que le pegó de derecha, con comba, y la pelota terminó en el ángulo derecho de Capogrosso.

Con la ventaja, Boca utilizó todo su oficio para sostener el resultado y pudo aumentar el marcador primero con un cabezazo de Pablo Mouche que salvó bien Capogrosso y después con un derechazo de Crisitan Chávez que pasó cerca. Pero sobre el final empezó a flaquear. Cuando faltaban tres minutos, Merlo lo tuvo con un zurdazo de Nahuel Yeri que se fue por arriba del travesaño.

Y en la última, Fiedrich tomó una pelota afuera del área, le dio de derecha y la pelota se metió en el palo izquierdo de Sosa, que reaccionó tarde, para marcar la igualdad.

En la definición por penales, el uruguayo Sosa se volvió a convertir en la figura, como ante Olimpo de Bahía Blanca, en los octavos de final, y Rosario Central, en los cuartos, le atajó el cuarto disparo a Fiedrich y Boca, que convirtió los cinco, se quedó con el pase a la final. El sueño de la triple corona sigue intacto.

Fuente: Clarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!