Miércoles 1 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 1 de Febrero de 2023 y son las 19:42 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

GENERAL RODRíGUEZ

31 de mayo de 2012

TOP MEAT: Denuncian a ex Presidente de Nueva Chicago por extorsión y administración fraudulenta

(AGP).- (Exclusivo Patagonia Rebelde).- La crisis de los Frigoríficos Top Meat y Deltacar se agrava día a día. Al reciente ofrecimiento de de Juan Ángel Guerra del 50 por ciento de Top Meat se suma ahora la denuncia penal efectuada ante la UFI nº 10 de Luján a cargo del Dr. Pablo Vieiro.

Patagonia Rebelde accedió en exclusividad a la trama secreta de la pelea de los socios.

Una de las denuncias es por el Delito de Administración Fraudulenta  y fue efectuada por Rodolfo Cordano, presidente de Top Meat contra Mauricio Ariel Noya, Juan Ángel Guerra  y Sergio Guerra. La segunda denuncia penal, que fue efectuada por un accionista de Top Meat y Deltacar es por el Delito de Extorsión y Administración Fraudulenta  contra las mismas personas.

El denunciante explica cual fue el mecanismo utilizado por los Guerra –padre e hijo- para producir el delito:  “Fueron verdaderamente graves las acciones llevadas a cabo por Noya -con claras manifestaciones reveladoras que sus manifestaciones eran directivas de Sergio Guerra y su padre don Juan Ángel-, en las que me advertía que deberíamos comprar su paquete accionario en ambas empresas al precio indicado por el que ascendía a la suma de U$S 2.000.000 (la operación propuesta consistía en que le cediéramos el 50% del Hotel ubicado en calle Viamonte 1373 denominado Apart Hotel Viamonte Buenos Aires en la ciudad de Buenos Aires a cambio de aquellas acciones- y que nos hagamos cargo del pasivo que asciende entre $4.000.000 y $7.000.000,  y me manifestó que si no cumplíamos con las exigencias económicas requeridas, esto es adquirir sus acciones, llevarían a cabo acciones administrativas, financieras, y ante los organismos de control que provocarían un ahogo económico, financiero y funcional de la firma Deltacar, que conllevaría al cierre de ambas empresas.

                                                           Cabe destacar que el precio requerido por  Noya era por encima del valor comercial de las mismas, ya que el Frigorífico Top Meat arrastra una importante deuda y el Hotel no tiene ninguna deuda y se encuentre en pleno funcionamiento. Tan descabellada propuesta nos inclinó a la negativa que fue rotunda, en el sentido de ir por la compra del paquete accionario en posesión de los Guerra.

La primera  medida llevada a cabo por Noya fue concurrir a los Bancos Francés y Rio cambiando las claves para acceder al manejo de las cuentas directamente desde tesorería como se hacía hasta ese momento y “bloqueo” de ese modo la operatoria bancaria.  El Banco Francés  cuando tomo conocimiento del problema societario procedió al cierre de todas las cuentas, cancelando toda la línea de créditos que  permitía a la empresa  girar en descubierto y descontar cheques.  En tanto el Banco Santander Río, con ese cambio de claves efectuada por Noya generó la imposibilidad de transferir desde la cuenta corriente del Frigorífico Deltacar los sueldos al personal; además de ello con esa entidad también se perdieron las líneas de crédito existentes hasta ese entonces. Además de afectar la situación tributaria ante la AFIP.

La denuncia señala que Noya no satisfecho con el atosigamiento provocado con la imposibilidad del manejo de las cuentas bancarias, llevó a cabo una segunda medida para continuar con su promesa extorsiva. Así concurrió a la AFIP y dio de baja la clave fiscal de la sociedad, ya que el presidente con su CUIT es quien tramita la clave fiscal ante la AFIP. ) La clave fiscal se dio de baja al comienzo del mes de febrero de 2012, y pertenecía al presidente anterior pertenecía Sergio Gabriel Iazky. Este es un hecho de tal gravedad que al carecer de clave fiscal –sólo la puede tramitar en presiente (Noya)-que compromete la existencia y continuidad de Deltacar S.A. como frigorífico.

                       

En otro tramo el denunciante expresa: “El cambio de clave fiscal provocó inconvenientes en la ONCCA, que exige para todo frigorífico inscripto entre otras cosas: a) Constancia de inscripción vigente ante la AFIP, en el Impuesto a las Ganancias, en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y en el Sistema Único de la Seguridad Social o en el Régimen Simplificado para Pequeños Contribuyentes (Monotributo), en el código de actividad respectivo, según corresponda.

b) Constancia de inscripción para el pago del impuesto sobre los Ingresos Brutos o similar, según la jurisdicción que corresponda.

c) Encontrarse inscripto ante el SENASA.

                                                           La falta de clave fiscal impide al frigorífico la renovación o inscripciones de matriculas para los matarifes que utilizan el frigorífico.”

La falta de clave fiscal impide efectuar los pagos de las cargas sociales de los empleados del frigorífico ante LA ANSES, y el alta de los empleados. La falta de cuentas bancarias afecta el pago de las ART que protege a los trabajadores. Noya también revocó los poderes que había otorgado oportunamente. Otro de los pasos tendientes a perjudicar a la empresa es la Convocatoria a Asamblea General Extraordinaria de Accionistas para disolver la sociedad (20 de septiembre de 2011).-

El pasado 23 de mayo por la mañana se hace presente en la Empresa Top Meat Mauricio Noya, acompañado por la Escribana Cecilia Moro y el Dr. Francisco Cronshey. El personal de Deltacar se reunió en el ingreso de la planta impidiendo el ingreso de la comitiva. Los delegados Eduardo Galiano y Germán Palanconi llevaron la voz cantante exigiendo a Noya que de  de Alta la Clave Fiscal, ya que los trabajadores están sin ART, Obra Social y no se le aportan las cargas sociales. Además Noya fue insultado por los trabajadores quienes reiteradamente le gritaban “ladrón, devolvé  la plata”. Ahora la justicia tiene la palabra.

 

JUAN ANGEL GUERRA PROCESADO POR ESTAFA

En noviembre pasado la Sala VI de la Cámara Nacional en lo Criminal y Correccional de la Capital Federal procesó a   Juan Angel Guerra, ex presidente de Nueva Chicago y Francisco Daniele, ex secretario general.  Son investigados por la presunta entrega de un contrato sin validez legal. El procesamiento fue dictado en la Causa Nº 42.556 “Club Atlético Nueva Chicago y otros”. Guerra y su consorte de causa fueron procesados por considerarlos prima facie coautores del Delito de Estafa (art. 45 y 172 del Código Penal y 306 del C.P.P. de la Nación).

 

Agencia Prensa Cívica  

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!