Miércoles 8 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 8 de Febrero de 2023 y son las 18:24 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

POLICIALES

30 de abril de 2012

Tras un tiroteo, detuvieron en Barracas a un ex policía sospechado de ejecutar a tres hombres en Bernal

Tres personas fueron asesinadas esta mañana a sangre fría por un hombre que tenía una deuda con uno de ellos. El agresor escapó, pero fue identificado por la mujer y el hijo de una de las víctimas. Poco después, el presunto homicida huyó de un control en Capital, chocó con un taxi, escapó a los tiros e hirió al encargado de un edificio. Finalmente, fue detenido.

Un giro inesperado dio el caso del triple crimen de Bernal ocurrido esta mañana, donde tres hombres fueron asesinados a tiros en una vivienda de esa localidad del partido de Quilmes y por ese homicidio la Policía buscaba a un conocido de una de las víctimas, que habría cometido los ataques por una deuda. El agresor estaba identificado y fue arrestado esta tarde en Barracas cuando, al huir de un control policial, chocó a un taxista e hirió al encargado de un edificio al intentar escaparse a los tiros.

 

El sospechoso detenido es un agente retirado de la Policía Federal identificado como Juan Guillermo Moreno, de 44 años, y que quedó a disposición de la Justicia a la espera de ser interrogado.

 

Todo comenzó esta mañana, alrededor de las 11, cuando en un domicilio de la calle Belgrano, entre Franco y Cerrito, de Bernal, fueron asesinados el dueño de la vivienda, identificado por la policía como Guillermo Mouzo, y dos amigos suyos. Los tres fueron atacados a tiros por un hombre que fue identificado por la esposa y el hijo discapacitado de 15 años del dueño de casa.

 

Aparentemente, el presunto asesino le debía 100 mil pesos al dueño de la casa y llegó a la vivienda de la víctima esta mañana con el objetivo de no pagar su deuda. En ese momento, Mouzo estaba casualmente acompañado de dos amigos.

 

Al momento de los disparos, el hijo del dueño de casa estaba en su habitación y la mujer había salido a hacer unas compras. Además de Mouzo, propietario de un lavadero de ropa y cuyo cadáver baleado en la cabeza fue encontrado en la habitación matrimonial, en la casa también fueron asesinados sus amigos, también a tiros en el cráneo: sus cuerpos fueron hallados en el living.

 

La principal sospecha de los investigadores es que a los amigos del dueño de casa los mató cuando salieron en su defensa. Los únicos sobrevivientes del ataque fueron el hijo de 15 años de Mouzo y la mujer que, al volver de hacer sus compras, se cruzó con el homicida y alcanzó a ver que en su mano llevaba un arma de fuego. Luego, el hombre huyó del lugar a bordo de un Volkswagen Gol color blanco.

 

Según declaró la mujer, el agresor es un conocido de la familia y mantenía una deuda de dinero con su esposo. Al tener identificado al principal sospechoso del triple crimen y el auto que conducía, se alertó a la policía Bonaerense y a la Federal.

 

Al parecer, el sospechoso escapó por la autopista Buenos-Aires La Plata rumbo a la Capital Federal, ya que poco después de haber huido de la escena del crimen, un efectivo de la comisaría 14ª de la Policía Federal localizó el Gol blanco buscado en Piedras y San Juan, donde chocó con un taxi y huyó.

 

Así, en su fuga, el sospechoso empezó a circular en contramano por Piedras, en el barrio porteño de Barracas. Al llegar a la avenida Martín García volvió a chocar, esta vez con un Chevrolet Corsa en Liberti y Ruy Díaz de Guzmán.

 

El sospechoso abandonó su auto y salió corriendo a los tiros contra la policía. En ese tiroteo resultó herido de bala en el maxilar el encargado de un edificio, quien fue trasladado a un hospital de la zona y se encuentra fuera de peligro; mientras que el agresor fue detenido por efectivos de la comisaría 14.

 

Las fuentes precisaron que Moreno, el hombre apresado en Barracas, es un sargento retirado de la Policía Federal en cuyo poder se secuestró una pistola Glock 9 milímetros, un arma del mismo calibre que la utilizada en el triple crimen Bernal, según confirmó el fiscal Leonardo Sarra, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Quilmes y que investiga este caso.

 

(Fuente: Agencias)

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!