Miércoles 8 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 8 de Febrero de 2023 y son las 16:32 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

POLíTICA

19 de diciembre de 2011

El paquete de leyes económicas ya tiene luz verde en el Senado

La Comisión de Presupuesto y Hacienda del Senado recibió al Ministro de Economía Hernán Lorenzino, que dió detalles del Presupuesto 2012. (Néstor García) Con trámite acelerado, la Comisión que encabeza Aníbal Fernández le dio dictamen a la ley de Presupuesto, la prórroga del impuesto al cheque y la concesión al Gobierno para que fije el piso de Ganancias sin pasar por el Congreso. El ministro admitió que se crecerá menos en 2012.


Tal como se preveía, el apurado trámite con el que el Gobierno pretende que el Congreso apruebe antes de fin de año su paquete de leyes económicas siguió hoy su curso sin problemas ni demoras –y prácticamente, sin debate- en la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara alta: el kirchnerismo les dio dictamen de mayoría a las inicitivas y las dejó listas para que el miércoles las trate el pleno del Senado.

 

El paquete que ya tiene luz verde está conformado por el Presupuesto 2012, la prórroga de la emergencia económica, de los impuestos al cheque y al precio final de venta de cigarrillos y de los derechos de exportación de hidrocarburos, y la reforma que delega en el Gobierno el establecimiento del piso de Ganancias, sin necesidad de que esa decisión pase por el Congreso. Los proyectos igual serán tratados el miércoles “sobre tablas” porque no habrá pasado una semana desde que recibieron dictamen. Por eso, el oficialismo necesitará que los radicales, pese a que no prestaron sus firmas, les den el quórum de dos tercios necesarios para habilitar el debate. De todos modos, todo indica que todas las iniciativas se convertirán en ley esta semana, tal como pretende el Gobierno.

 

La defensa del paquete de medidas significó el debut de Hernán Lorenzino como ministro de Economía ante la Comisión de Presupuesto del Senado. El flamante ministro admitió que el país crecerá en 2012 a un ritmo menor al de los últimos años, aunque atribuyó eso exclusivamente a la crisis internacional. La reunión fue encabezada por el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández, quien, en su también flamante rol de titular de esa comisión, salvó al ministro de contestar preguntas incómodas.

 

Lorenzino arrancó ratificando lo que ya prevé el Presupuesto 2012 –entre otros, la proyección de un crecimiento del 5,1%- y poniendo énfasis en que pretende “continuar y profundizar” la política de desendeudamiento. El ministro, que estuvo acompañado por la mayor parte de su equipo –aunque no estuvieron el flamante viceministro Axel Kicilof ni los secretarios de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y Exterior, Beatriz Paglieri- comenzó su exposición poco después de las 11 y habló durante un hora y cuarto.

 

Ante los senadores, Lorenzino se mostró optimista: “Vemos un 2012 con crecimiento económico, en las inversiones, en las exportaciones y en el consumo”. También afirmó que el Gobierno proyecta un año con menos desocupación. Y atribuyó esas perspectivas positivas a dos directrices que “vienen de 2003” y que, aseguró, seguirán en pie. Una es el sostenimiento de los superávits gemelos –en realidad, desde hace un año que hay déficit fiscal y que el superávit primario se mantiene gracias a los aportes de la ANSeS y el Banco Central. Y la otra, la política de desendeudamiento que, dijo, el Gobierno va a “continuar y profundizar”.

 

Las escasas preguntas de la oposición estuvieron a cargo de Gerardo Morales, Laura Montero (ex ministra de Julio Cobos en Mendoza) y Nito Artaza y giraron en torno al reconocimiento de la inflación, la meta de las paritarias y la meta de eliminación de subsidios (el Presupuesto prevé 72.000 millones pero no estaba incluida la reducción anunciada por el Gobierno en noviembre). Pero Lorenzino, un funcionario de carrera técnica desacostumbrado aún a este tipo de exposición política, no necesitó contestar: Aníbal Fernández tomó la posta, explicó que el ministro tenía poco tiempo por su apretada agenda y ocupó los 15 minutos en los que el funcionario podría haber respondido a esas preguntas incómodas.

 

Ya antes de que comenzara la reunión, Fernández había ratificado que el oficialismo no estaba dispuesto a modificar ni una coma del Presupuesto: “¿Quién va a venir a decirle a la Presidenta cuáles son las pautas, si la que tiene que gobernar es ella?”.

Fuente: Clarin /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!