Miércoles 8 de Febrero de 2023

Hoy es Miércoles 8 de Febrero de 2023 y son las 17:18 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

INTERNACIONALES

18 de diciembre de 2011

Un título más para Barcelona

Messi fue la gran figura de la final ante el Santos en Tokio, donde metió dos goles para el 4-0. El equipo de Guardiola festejó así cuarto título en 2011.

En una nueva exhibición de fútbol, Barcelona aplastó a Santos. Fue 4-0 en la final del Mundial de Clubes que se disputó en Japón y que consagró al equipo de Guardiola, título que ya había conseguido en 2009, cuando superó en la final a Estudiantes por 2-1, en la edición que se jugó en Emiratos Arabes. Messi, autor de dos goles, fue la gran figura de la noche en el estadio de Yokohama.


Con el control de pelota que ya es su marca registrada, Barcelona marcó el ritmo desde el arranque mismo del partido. Y así, casi sin darse cuenta, anuló a Santos. El primer gol llegó a los 16, luego de una excelente acción de Xavi y una mejor definición de Messi. La Pulga tocó suave ante la salida del arquero Rafael y lo festejó con todas las ganas. Fue el gol del récord, ya que convirtió en seis competiciones diferentes.


¿Qué hizo Santos? Poco y nada. Porque Barcelona nunca bajó el ritmo. Mantuvo su filosofía, su estilo. Y así llegó el segundo tanto, a los 22. Daniel Alves desbordó por la derecha y envió un centro atrás para Xavi. El volante, candidato a ganar el Balón de Oro junto a Messi y Cristiano Ronaldo, le pegó fuerte y abajo.


Santos tuvo su primera ocasión a los 27, cuando Borges exigió una buena intervención de Valdés. Pero fue apenas una ráfaga. Todo fue de Barcelona. Messi casi grita el segundo de su cosecha personal, Fábregas reventó el palo. Y el tercero no demoró en llegar. La armó Messi, que la aguantó de espaldas al arco y habilitó a Alves con un taco. Luego de una serie de rebotes, Fábregas la empujó a la red ante la impotencia de los defensores del equipo de Brasil. Y así se fue la primera parte, un recital de Barcelona.


La segunda parte se jugó para ver cuántos goles más iba a convertir Barcelona. En menos de un minuto, Fábregas tuvo el cuarto, pero el arquero Rafael la mandó al tiro de esquina con la punta de los dedos. Alves también se lo perdió y Messi casi marca su segundo gol, de caño al arquero, pero la pelota quedó entre las piernas. Neymar, también tuvo el descuento, pero chocó con Valdés en un mano a mano.


Barcelona levantó el pie del acelerador a puro toque. Entró Máscherano por Piqué, Alves estrelló un tiro en el palo y Messi le puso la frutilla al triunfo con otro golazo: recibió en soledad y en un rápido movimiento desparramó al arquero para definir con el arco vacío. Fue final y ovación de los japoneses para el flamante campeón del mundo, que dejó su sello en dos partidos en este Mundial de Clubes, donde ganó ambos encuentros por 4-0.


Messi, una vez más, fue la gran figura de la noche. La organización del certamen lo eligió como el mejor futbolista y se perfila para obtener por tercer año consecutivo el Balón de Oro. Barcelona cierra un año casi ideal, con cuatro títulos, ya que había conseguido la Liga y la Supercopa de España, más la Liga de Campeones.

Fuente: Clarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!