Miércoles 8 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 8 de Diciembre de 2021 y son las 19:46 ULTIMOS TITULOS:

POLICIALES

13 de diciembre de 2011

Asesinato de Carla Figueroa: “Nunca se planteó si estaba en riesgo la vida de la mujer”

Lo dijo uno de los jueces que liberó a Tomaselli. Gustavo Jensen votó a favor del avenimiento. Dice que el caso no se trató con perspectivas de género y que sólo se decidió si Carla tenía disernimiento para casarse. Y que el trágico final fue “imprevisible”.

Esto ha sido una fatalidad, absolutamente imprevisible”, dice el juez Gustavo Adolfo Jensen, integrante del Tribunal de Impugnación Penal pampeano, quien desempató la votación entre los jueces Pablo Balaguer y Carlos Flores para otorgar el avenimiento a Marcelo Tomaselli, el hombre que fue liberado tras casarse con la mujer que había violado, y que la mató días después. Jensen dialogó con Clarín, y reconoció que el caso no fue tratado como perspectivas de violencia de género.

–¿Cómo tomó el final del caso, con la muerte de Carla Figueroa?

–Muy mal. Una noticia que nos dolió muchísimo. Nunca se nos ocurrió que podía llegar a ocurrir. La gente puede pensar que se discutía si estaba en riesgo la integridad física de la mujer o que estuviera en riesgo de vida.

Nunca se planteó en esa medida.

A mí me toca resolver una disidencia, que era el disernimiento de la mujer para contraer matrimonio libremente con Tomaselli. Y si esa circunstancia era o no un parámetro para resolver conforme al artículo 132 del Código Penal (el avenimiento).

–¿Esa era la controversia?

–Sí. La Cámara del Crimen de Pico dijo que todo esto era una estratagema de Tomaselli para salir libre. Nadie planteó que este hombre podía tener una personalidad sicopática y que pudiera atentar contra la integridad de la mujer.

–¿No hubo opinión de los profesionales desaconsejando el avenimiento?

–El problema era por el disernimiento de la mujer, y la conveniencia de resolver el conflicto para que el hombre saliera en libertad y conviviera. Si hay un mutuo consentimiento, y es la mujer la que está pidiendo vivir con el hombre, y criar libremente su hijo.

–¿Ella estaba en libertad de decidir, en condiciones de igualdad de decidir como planteó el juez (Pablo) Balaguer?

–Ese es un tema espinoso. El abogado que la patrocina, el doctor Raúl Quiroga, es su tío. ¿Qué había para presumir que no actuaba con libre albedrío? Tuvo permiso para ir al Registro Civil. Eso ocurrió en Pico. No pasó por una autorización nuestra. Cuando el Tribunal la entrevistó, ella manifestó el deseo de casarse.

–¿Usted no la entrevistó?

–Hoy las audiencias se filman y muchos juicios los hacemos sin estar presentes.

–¿Usted vio el video de la entrevista de los jueces Balaguer y Flores con la víctima?

–Sí. Ese video se grabó en Pico y está en el Tribunal.

–Ong’s, especialistas e incluso jueces como Carlos Rozinsky reclaman una perspectiva de género en casos de violencia contra la mujer. ¿Usted lo tuvo en cuenta?

–La perspectiva de género se tiene en cuenta. Pero acá el planteo venia por un avenimiento. Nuestra actividad es resolver conflictos humanos. No hay nada más variable que las conductas humanas. Damos un voto de confianza a quienes le otorgamos un beneficio. Eso está condicionado a pautas donde juega lo impredecible. En este caso, el hombre la mató delante de la propia madre. ¿Quién pudo prever un desenlace así?

–¿Cree que deben profundizar la perspectiva de género?

–Esto ha sido una fatalidad, absolutamente imprevisible. De ninguna manera puede servir de medida para todos los casos.

–¿Cree que se tiene que eliminar el avenimiento?

–Desde un punto de vista práctico, debería subsistir. Si es la voluntad de la mujer perdonarlo, no veo la dificultad que esté en la ley y lo jueces lo resolvamos.

–¿Se arrepiente de la decisión?

–A la luz de los acontecimientos sería un necio decir que lo que decidimos fue acertado. No fue acertado lo que decidimos. No nos tendríamos que preocupar por pedir la cabeza de dos jueces sino de crear las instituciones para que la justicia pueda trabajar como corresponda. Y no horrorizarnos con las cosas que pasan.

Fuente: Clarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!