Sábado 26 de Noviembre de 2022

Hoy es Sábado 26 de Noviembre de 2022 y son las 19:24 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

29 de julio de 2011

Ayacucho: la autopsia dice que la beba no fue asfixiada

Igual, miles de vecinos volvieron a marchar anoche. Antonia, la nena de 3 meses que según su madre murió porque ladrones la taparon con frazadas, sufrió una “broncoaspiración”. El intendente dijo que “no hubo asalto”, pero la gente sigue reclamando justicia.

La única certeza la arrojó ayer la autopsia: Antonia, la beba de tres meses cuya muerte durante un presunto asalto a su casa de Ayacucho provocó el miércoles una multitudinaria manifestación, falleció a causa de una “broncoaspiración” (aspirar su propio vómito) y no presentaba “signos de haber sido agredida”, según el informe pericial. Allí se aclara que “no existió asfixia mecánica” y que “no hay lesiones externas violentas”. Lo demás, en esta serena ciudad del sudeste bonaerense, es conmoción, dudas y contradicciones que anoche no fueron obstáculo para que la gente volviera a marchar .

El resultado de la autopsia consolida las dudas de los investigadores policiales, quienes desconfían de la versión que aportó la mamá: que tres encapuchados entraron a robar a su casa cerca de las 15 del miércoles, que le exigieron un dinero, la golpearon –tiene un ojo morado– y que, como su beba lloraba, la taparon con frazadas, lo que le provocó la muerte por asfixia.

El intendente de la ciudad, Darío David, también exhibió sus dudas ayer. “Nosotros creemos que no hubo un asalto , pero lo tiene que decir la Justicia. Hay que separar entre el dolor y la pérdida de la familia, pero para el esclarecimiento no es lo mismo una muerte natural que un crimen”, remarcó. “Los vecinos dijeron que no vieron absolutamente nada en el lugar”, agregó, “y las declaraciones de la mamá son encontradas”.

Sin embargo, el fiscal Diego Bensi –a cargo de la causa– aseguró a Clarín que su primera hipótesis de trabajo sigue siendo la del asalto. “Robo y averiguación causal de muerte” es la carátula del expediente que maneja.

La Policía igual sostiene sus dudas. A tono con las declaraciones del intendente, voceros del caso revelaron a Clarín que en la casa de Miguens al 1100 donde viven los padres de la beba, Juan Pablo Olano (28) y Soledad Ibáñez (24) “no parece haber ocurrido un robo” .

“No se violentaron puertas ni ventanas –aseguró una alta fuente policial–, no se llevaron nada a pesar de que en la casa había algunos elementos de valor a la vista como GPS, un LCD y celulares, no hay testigos ni tampoco se recibieron llamadas al 911”, el número de emergencia de la Bonaerense.

Ayer, los 19 mil habitantes del pueblo de Ayacucho –ubicado a 363 kilómetros de Buenos Aires–, amanecieron en medio de un clima al que no están acostumbrados: ómnibus y patrulleros de la Policía recorriendo la ciudad , agentes traídos de otras jurisdicciones apostados en la plaza principal y en la puerta de la casa del intendente. “Nunca me había pasado algo así”, dijo a Clarín el jefe comunal (ver “La pasé muy...

).

Desde el mediodía, el intendente, la Policía y luego los familiares de Olano anunciaron que hablarían con los periodistas, apostados aquí desde la noche del miércoles. Pero nada de eso ocurrió .

El miércoles, apenas se conoció la denuncia de Soledad Ibáñez, el cura Miguel Angel París convocó a una marcha “para acompañar el dolor de la familia”. Pero la noche no terminó bien . Los vecinos se juntaron en la plaza principal y desde allí recorrieron las calles del pueblo hacia la comisaría y luego hacia la casa del intendente.

El funcionario, que irá por su tercer mandato en octubre, intentó salir a hablar con los vecinos, pero fue agredido y debió refugiarse en su casa junto a su hijo Darío, de 26 años. Por eso se dispuso la custodia policial en su propiedad.

Anoche, a las 20, los vecinos volvieron a juntarse en la plaza para marchar en reclamo de justicia y seguridad. Una hora antes el intendente recibió frente a su casa una “contramarcha”: unos cien vecinos se acercaron para manifestarle su apoyo .

Fue luego de que se conociera el resultado de la autopsia, en la morgue judicial de la Plata. Allí los forenses informaron que “no existió asfixia mecánica” y que la beba no presentaba “lesiones violentas externas”. La causa de muerte fue una “broncoaspiración”, algo muy común en los bebés, dijeron.

Los peritos además extrajeron otras muestras para que expertos en patología forense de la Policía Científica las examinen, de modo de profundizar los estudios . En paralelo, voceros de la investigación deslizaron que, según contó la madre, la beba había sido amamantada minutos antes de su muerte . Que padecía de reflujo y que por eso no debía dormir acostada –como se la halló– sino sentada.

Esto abriría otras hipótesis: o que la madre mintió y la nena murió por causas naturales ; o que realmente hubo un robo y la chiquita falleció mientras la mujer era distraída por los ladrones .

En la marcha, anoche, además del pedido de Justicia, más de dos mil vecinos reclamaron medidas de seguridad. “Esta es una comunidad tranquila, es cierto, pero ya no se vive igual: verán casas con rejas y ya nadie se olvida de pasar el cerrojo”, describió la dueña de un polirrubro del centro. Según los vecinos, en la zona rural los casos se reiteran cada vez con mayor frecuencia.

Los vecinos dieron una vuelta y colmaron la iglesia. Alguien de la organización pidió que no se repitiera “lo que pasó ayer: por favor, caminemos y luego cada uno vaya a su casa”.

Así fue . Marcharon haciendo palmas y un par de veces se oyó la voz de un hombre reclamando, en un grito con bronca: “Alguien tiene que hacer algo”.

Hubo una misa y luego, con un prolongado aplauso, pero en silencio, el predio expresó su reclamo y despidió a Antonia, sepultada una hora antes en el cementerio local. Hoy marcharían de nuevo.-

Fuente. Clarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!