Viernes 2 de Diciembre de 2022

Hoy es Viernes 2 de Diciembre de 2022 y son las 13:18 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

26 de junio de 2011

Cristina eligió a Boudou como su vice y relegó al peronismo

El ministro de Economía la acompañará en la fórmula para su reelección. La Presidenta destacó su lealtad y su capacidad para cambiar de posición. En las listas de legisladores fueron privilegiados “cristinistas puros” y dirigentes de La Cámpora. PorNicolás Wiñazki

A cuatro horas y media de la medianoche del sábado, al límite de los plazos legales, la presidenta Cristina Kirchner anunció que el ministro de Economía, Amado Boudou, será su candidato a vicepresidente en la fórmula con la que buscará la reelección. La mandataria dijo que se había decidido por él debido a su “lealtad” y “valentía” : “Necesito a mi lado a un hombre que no tenga miedo”, resumió, después de explicar la importancia que había tomado el cargo de vice tras la experiencia negativa que ella misma había tenido con Julio Cobos, a quien nunca nombró.

La Presidenta conceptualizó así el por qué de la candidatura de Boudou: “Las cosas que vamos a seguir haciendo en nuestro país serán posibles precisamente porque lo que hicimos se hizo desde una concepción política de la economía”.

Aunque suene inverosímil, Boudou, el elegido, se enteró que lo era en el momento en que la mandataria también se lo informaba al país, contaron un ministro y uno de los dos secretarios de Estado que conocía de antemano la decisión presidencial. “Amado no trajo corbata, no sabía nada”, se divirtió uno de esos funcionarios frente a este diario.

Boudou se dio cuenta que iba a ser el compañero de fórmula de Cristina cuando la escuchó a ella preanunciarlo de esta manera: “Cuando me preguntaron por la medida más importante que había tomado, dije que había sido importante r ecuperar los recursos de los trabajadores y que lo fue para sostener el país ante la crisis de 2008”. En ese mismo momento, el ministro se puso de súbito colorado , se incomodó, levantó la vista al cielo, se mordió el labio y escuchó: “La persona que vino a decirme que el mundo había cambiado y me dijo que había que tomar una medida como esa fue nuestro hoy ministro de Economía, Amado Boudou, que es el hombre que me va a acompañar en la fórmula”.

La propia Presidenta reconoció ayer la enorme expectativa que había generado tras guardar hasta último momento la información sobre quién sería su vice: “Hoy todo es el vice y River”, dijo primero, y después se permitió una humorada sobre el tema. Recordó que cuando se accidentó el miércoles pasado, la enfermera que le puso una inyección le preguntó por el vice mientras ella estaba de espaldas: “¿Ya lo sabe? No me lo diga, ¿pero está segura? ”, reconstruyó la escena Cristina.

La elección de Boudou, un ex dirigente de la UCeDé, confirma un escenario que se replica en las listas de candidatos del oficialismo: la Casa Rosada ha decidido relegar al peronismo ortodoxo, premiando con candidaturas a dirigentes del “cristinismo puro”, como los militantes de La Cámpora. El sindicalismo de la CGT, los dirigentes de los gobernadores y algunos de los más importantes legisladores del peronismo fueron apartados del diseño del poder que imagina el Gobierno.

Boudou fue uno de los cuadros del Gobierno que más fuerte jugó no solo en la estatización de las FJP, sino también en la inclusión de directores estatales en las empresas y, sobre todo, en la ofensiva contra los medios. Dijo Cristina: “Necesito alguien que no le tenga miedo a las corporaciones, que no le tenga miedo a los preconceptos y a las cosas establecidas”.

Los elogios de Cristina para su candidato incluyeron incluso a su viraje ideológico: “Lo importante es saber cambiar cuando el mundo cambia, y saber interpretar”.

Del acto participaron, entre otros, los ministros; gobernadores; el secretario general de la CGT, Hugo Moyano; la titular de las Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini; y la de Abuelas, Estela Carlotto.

Cristina hizo varias alusiones a Néstor Kirchner. La más notoria, al inicio, fue cuando se abrió una puerta detrás suyo y el aire frío la estremeció. “Hablé del vicepresidente (por Cobos), y se abrió la puerta. Es él” .

Fuente: Clarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!