Viernes 30 de Septiembre de 2022

Hoy es Viernes 30 de Septiembre de 2022 y son las 13:53 - La producción automotriz retrocedió casi 10% en mayo / La recaudación de impuestos subió 23% interanual en mayo / Cristiano Rattazzi: "No se puede dejar atrasar el dólar" /

18 de junio de 2011

En el último minuto, Boca amargó a Gimnasia y lo mandó al desempate

Un gol de Cellay sobre la hora puso el 2-2 en La Plata. Con este resultado, el local tendrá que jugar contra Huracán: el perdedor irá al descenso directo y el ganador a la Promoción.

El 2-2 sobre la hora que puso Cellay, después de que la baje Palermo (conexión entre dos con pasado en Estudiantes), fue un durísimo mazazo para Gimnasia, que había podido definir el partido de contra.
Después de una semana cargada de tensiones, suspicacias y suposiciones, por fin la pelota empezó a rodar en La Plata. Sólo tres minutos le llevó a Boca llevar peligro al arco local. Riquelme dejó solo a Palermo, pero Monetti achicó bien. El rebote le quedó a Colazo, pero el arquero local volvió a tapar.

Gimnasia, después del sacudón, se despertó. A los 9, de tiro libre desde la media luna del área, Graf hizo delirar a los hinchas triperos con un remate rasante al palo del arquero. A los 12, después de una mano indiscutible de Insaurralde, Baldassi cobró penal. Guillermo Barros Schelotto cruzó la pelota con alma y vida al ángulo derecho de Lucchetti. Tal fue su festejo, que el árbitro lo amonestó. El partido parecía controlado por Gimnasia, pero a los 26, Palermo, viejo verdugo, lo perdía de cabeza. El descuento de Boca llegó a los 32, cuando Cellay ganó de arriba tras un córner. Su cabezazo fue inatajable para Monetti. Sobre los 43, Graf perdió un mano a mano con Lucchetti que le impidió al Lobo respirar con más calma.

Cuando se jugaban seis minutos de la segunda etapa. un bombazo de Fabián Monzón sacó de la cancha a Guillermo, que con un cuello ortopédico tuvo que dejarle su lugar a Jorge Córdoba. A los 16, después de que Mouche le pase cerca al empate, Gimnasia pudo liquidarlo, cuando de contra, Córdoba dejó en el camino al arquero xeneize, pero su definición, demasiado suave, fue frenada en la línea por Insaurralde.

Después de que Ortiz, a los 24, mandara a la cancha a Agüero por Graf -un defensor por un delantero-, Falcioni hizo ingresar a Viatri y a Noir, de modo que Boca tuviera en cancha cuatro delanteros. Palermo y Mouche eran los otros. Con un Gimnasia que jugaba muy cerca de Monetti, en el tercer minuto de descuento, Cellay festejó el empate para Boca, el alivio para Huracán y la enorme preocupación para el Tipero.
 

Fuente: Clarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!