Miércoles 8 de Diciembre de 2021

Hoy es Miércoles 8 de Diciembre de 2021 y son las 00:16 ULTIMOS TITULOS:

7 de junio de 2011

Quieren detener y enjuiciar de nuevo a Telleldín por la causa AMIA

La fiscalía pidió que el hombre que tuvo en sus manos la camioneta que usaron para volar la sede de la mutual sea sometido a un juicio oral.

La Fiscalía de la causa AMIA insistió hoy con su pedido de detención del ex reducidor de autos Carlos Telleldín para volver a llevarlo de inmediato a juicio por su presunta participación en la masacre de la voladura de la mutual judía, que en 1994 provocó 85 muertos.

Según se informó, el fiscal Alberto Nisman consideró agotada la reabierta investigación sobre Telleldín y solicitó que el expediente sea elevado a juicio oral. En ese marco, el fiscal volvió a pedir la detención de Telleldín, algo que se le había reclamado en febrero de 2010 al juez federal Rodolfo Canicoba Corral, a cargo de la megacausa AMIA.

Mientras, dijo el Ministerio Público, la investigación continuará sobre el entorno de Telleldín y un grupo de nuevos sospechosos porque -a su criterio- "subordinar el avance del proceso penal a las posibilidades que arroje la investigación respecto de una multiplicidad de personas, cuyas situaciones procesales resultan de lo más dispares, supondría dilatar aún más la resolución de parte importante de un expediente que no admite más aplazamientos", indicaron a DyN voceros judiciales.

Telleldín, el reducidor de autos que tuvo en sus manos la camioneta Renault Trafic usada para volar la AMIA, fue el primer detenido por el atentado ocurrido el 18 de julio de 1994.

Durante dos años sostuvo la versión de que le había vendido la camioneta a un colombiano llamado "Ramón Martínez", pero en julio de 1996 dio vuelta sus dichos: aseguró que venía siendo extorsionado por policías bonaerenses para que lo dejaran operar ilegalmente y que estos uniformados, encabezados por el ex comisario Juan José Ribelli, se llevaron la Trafic blanca.

Así, el 2 de setiembre de 2004, y después de tres años de juicio, el Tribunal Oral Federal 3 absolvió a todos los acusados por la masacre y por los delitos comunes graves que se descubrieron durante la instrucción, y fustigó la investigación del hoy destituido juez Juan José Galeano.

Es que, durante el debate oral, se comprobó que el cambio de versión de Telleldín había nacido de un pago ilegal de 400 mil dólares salidos de la SIDE, y autorizado por el juez.

De esta manera los policías fueron absueltos porque la investigación sobre ellos había nacido de un pago "espurio e ilegal", mientras que el TOF anuló el hallazgo del motor de la Trafic usada para volar la sede de Pasteur 633 porque el acta de secuestro era "falsa" y así dispuso la inocencia de Telleldín.

La Fiscalía, en su momento, no apeló, pero las querellas de AMIA y DAIA insistieron en impugnar la sentencia ante Casación y la Corte Suprema de Justicia.

Fue el máximo tribunal el que, en mayo de 2009, reactivó la causa del atentado: validó la primera parte de la investigación que había quedado cuestionada en el juicio oral y abrió la puerta para que Telleldín, su entorno y nuevos sospechosos vayan nuevamente al banquillo por su responsabilidad en la masacre. Para la Corte era "arbitraria" la sentencia absolutoria de todos los imputados "máxime -dijo- si se contempla la magnitud del delito investigado en lo que ha sido llamada la causa más compleja de la historia judicial del país con 85 muertos y 120 lesionados".

Y entendió que, además de la causa Brigadas, había "prueba independiente" que comprometía directamente a Telleldín en el atentado. Bajo esa mirada, la Fiscalía pidió volver a juzgar nuevamente a Telleldín, algo que el reducidor de autos impugnó por considerarlo inconstitucional.

Lo cierto es que ahora Nisman avanzó con una serie de medidas y diligencias probatorias que -según informaron sus allegados- le permitan concluir que Telleldín debe ser llevado nuevamente a juicio, y reclamó la detención frente al "riesgo procesal" que implica el caso.

El fiscal también subrayó que en el fallo de la Corte "se concluye que el proceso se ha retrotraído a una etapa en la que el imputado se encontraba privado de su libertad y que el tiempo de encierro no lo autoriza a obtener su libertad anticipada".

Nisman también señaló que el juicio a Telleldín abarca tan sólo un segmento de la llamada "conexión local" y que se avanza con las sospechas sobre el entono del reducidor de autos.

Fuente: DyN / AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Escribir un comentario »

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!