Martes 22 de Septiembre de 2020

Hoy es Martes 22 de Septiembre de 2020 y son las 15:04 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 21.4º
  • Soleado con bruma

21.4°

EL CLIMA

28 de mayo de 2011

Liga de Campeones Messi y el Barcelona llegaron a lo más alto en Wembley con un fútbol exquisito

El equipo de Guardiola se consagró con la victoria 3-1 al Manchester, que tuvo momentos de baile. La Pulga abrió el partido con el segundo gol del Barça, cuando no podía quebrar a los ingleses.

Barcelona cerró la temporada con el título más deseado y con el mejor jugador del planeta en su máxima expresión. Lionel Messi fue clave, hizo un gol, generó la magia de siempre y su equipo venció 3-1 al Manchester United en Wembley, en lo que fue la final de la Liga de Campeones de Europa. Los catalanes volvieron a demostrar que con La Pulga, son los mejores.

Pero le costó poco más de diez minutos tomar las riendas de la final más importante del año al Barcelona. Porque hasta entonces, el Manchester era quien dominaba y complicaba a la defensa y especialmente al arquero Víctor Valdés. Lo hacía con una presión constante en la salida y mucho juego por las bandas, especialmente en la izquierda, con Ryan Giggs y Wayne Rooney como estandartes.

Y fue justamente a los 10 minutos que la historia cambió. Barcelona tuvo su primera aproximación y directamente decidió instalarse en el campo del United, local en el nuevo Wembley. A partir de ese momento la presión inglesa mermó y Xavi se adueñó del juego.

El mediocampista español, capitán del Barcelona, se cargó el equipo al hombro y a los 26 minutos hizo una de las suyas. Puso un pase milimétrico para Pedro, superando a los gigantes del fondo inglés, y el delantero compañero de David Villa, definió el primer palo ante un Van der Sar que nunca pudo llegar a esa pelota.

Fue el 1-0, ya totalmente justificado por haber tenido las mejores chances y el dominio de la pelota, casi en exclusividad. Y porque Manchester fue, en esa primera media hora, apenas diez minutos de presión y presión y nada más.

Pero el fútbol a veces no entiende de justicias y el equipo inglés, con muy poco iba a volver a arrinconar al Barcelona por unos poquitos minutos. Y fue a los 33 minutos que por obra de Rooney, pero con una jugada colectiva típica del Barcelona, llegó el 1-1 inesperado para los españoles. El Toro inglés se combinó con Giggs y tras recibir una pared dentro del área definió de primera al ángulo izquierdo del arco de Víctor Valdés.

La primera chance peligrosa del Manchester fue gol. Y aunque Barcelona lo buscó en lo que quedó del primer tiempo, el segundo se iba a hacer desear, especialmente después de una combinación de Messi con Villa que no terminó en festejo por penas unos centímetros.

El comienzo del segundo tiempo no fue como el del primero. Barcelona, esta vez, arrancó con el dominio, decidido a ganar el partido.

Con la naturaleza propia del Barcelona, la de jugar con la pelota al piso y siempre circular el balón, el equipo de Guardiola fue a buscarlo. Y lo encontró. Después de una doble salvada de Van der Sar y Vidic ante Dani Alves y Messi, iba a llegar la revancha para La Pulga.

Messi recibió fuera del área y sin titubear sacó un remate inobjetable que se metió abajo, cerca del palo derecho del arquero Van der Sar, que se estiró, pero nunca llegó. Y lo gritó como la circunstancia lo ameritaba. Alegría al por mayor, patadas a lo que se le cruzara y a otra cosa: 2-1 para el Barcelona.

Ese gol desmoralizó al Manchester. Barcelona, con la ventaja no mermó en su rendimiento y fue por el tercero, siempre con la pelota al piso. Y siempre con Messi como el estandarte.

Justamente por él llegó el tercero. Luego de incansables intentos, el rosarino encaró por la derecha, pasó a dos rivales y aunque la jugada se ensució con un toque de los defensores ingleses, Pedro tocó para Villa, quien definió de manera sensacional al ángulo izquierdo del arco del holandés.

Y los 20 minutos restantes estuvieron casi de más. Manchester quiso reaccionar, se jugó las últimas fichas, pero no pudo llegar ni al descuento. Y así llegó el título para el Barcelona y el reconocimiento de la UEFA para Messi como el hombre del partido. No le falta mucho más a La Pulga para ser el mejor de todos los tiempos. Quizás, destacarse con la Selección. Con el Barcelona ya lo dijo todo.

Fuente: Clarín / AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »