Lunes 28 de Septiembre de 2020

Hoy es Lunes 28 de Septiembre de 2020 y son las 06:20 ULTIMOS TITULOS: Godoy Cruz le arruinó la fiesta a San Martín y se quedó con la victoria / Jóvenes voluntarios realizaron tareas de higiene urbana y difusión sanitaria en Florencio Varela / PabloTrapero ganó el León de Plata en Venecia / San Lorenzo defiende la punta en el clásico ante Huracán con todo el Ducó en contra / Scioli respaldó la continuidad de Fútbol para Todos y se diferenció de los dirigentes de Cambiemos / Independiente se dio el gran gusto y goleó a Racing ante su gente / Olimpo recibe a Sarmiento en Bahía Blanca / Atrapamiento y recuperación del alma / Messi marcó el gol del triunfo ante el Atlético de Madrid / El desmesurado universo de la literatura fantástica / Castro: "La victoria de Corbyn expresa el rechazo a las políticas de austeridad que afectan a los que menos tienen" / Sin escapatoria en la frontera sur de Hungría / Francisco criticó el sistema actual "que desplazó al hombre del centro y puso al dinero" / El jefe del ELN ratificó la disposición a negociar pero advierte sobre la reedición de una "coordinadora guerrillera" / Recordarán en Entre Ríos al milagrero Lázaro Blanco, a 129 años de su muerte / Argentinos recuperó la sonrisa y le ganó a Nueva Chicago de visitante / Nostalgia de las relaciones carnales / Scioli convocó a "ir hacia adelante a partir del 25 de octubre y no para atrás" / Macri prometió "universalizar un ingreso ciudadano" y fijó como meta el "hambre 0" / Ahora 12 superó los 30.000 millones de pesos en ventas /

  • 5.6º
  • Despejado

5.6°

EL CLIMA

15 de mayo de 2011

Martín Palermo: Una leyenda que camina

El Titán le marcó por novena vez a River, en su último Superclásico. En el repaso por su carrera, los goles emotivos se suceden, y los récords impresionan. Aunque por su capacidad goleadora no parezca, Palermo es humano: sus lágrimas en el vestuario lo delatan.

Caminó casi por última vez por el pasillo de la Bombonera, ese que une el vestuario local con el micro. Todavía podrá disfrutar de los partidos ante Newell's y Banfield en su casa. Pero fue la última que atravesó ese pasillo tras anotar un gol clave en un Superclásico. Pero es humano Martín Palermo. A pesar de los goles increíbles, de la vida y la carrera de película del Titán. Martín Palermo es humano. Las lágrimas en los ojos lo delataron. No pudo aguantar, no quiso aguantar. Lloró de alegría Palermo, en su última gran batalla como goleador de Boca. Un guerrero, un mito viviente.

La historia goleadora de Palermo en los Superclásicos comenzó el 25 de octubre de 1997. En el Monumental, y en el último clásico y último partido como profesional de un tal Diego Armando Maradona. Esa tarde noche, el Titán saltó más alto que nadie y puso, de cabeza, el 2-1 que le dio el triunfo a Boca. Y terminó hoy, el 15 de mayo de 2011. Palermo también saltó y llegó a lo más alto, puso la frente como tantas otras veces y definió por encima de Juan Pablo Carrizo para cerrar el 2-0 sobre su clásico rival, que encima quedó muy comprometido con el promedio.

Son ocho los goles que le convirtió Palermo a River por torneos locales. Uno en un 3-2 en la Bombonera, en el Clausura 98. Otro, muy recordado, de media vuelta, desde afuera del área para poner el 2-1 definitivo, cuando Boca jugaba con diez hombres, en el Clausura 99. Un cabezazo implacable, en el Apertura 2000, para rescatar el empate por 1-1 en el Monumental. Uno de penal, sobre la hora, en casa, tras una falta que recibió su amigo Guillermo; también para evitar una derrota y estampar el 1-1, en el Clausura 2006. En el Clausura 2009 festejó con un bombazo desde afuera del área, aunque Gallardo empató de tiro libre en La Boca. Pero en el clásico siguiente, en el Monumental, Gallardo abrió el marcador de tiro libre y fue Palermo el que puso la igualdad con un zurdazo tras un taco de Riquelme. Siempre la historia del Titán tiene un giro cinematográfico.

Pero además Palermo le convirtió otros diez goles a River. Por torneos de verano le marcó 9 (uno hasta colgado del travesaño, en Mar del Plata). El restante, y tal vez el más emotivo, fue por la Libertadores 2000, en La Bombonera, en su regreso tras seis meses de recuperación por una rotura de ligamentos. Impresionante.

Palermo sumó una nueva página a esa historia llena de goles que lleva a todos lados abajo del brazo. Sorprende por donde se lo mire. Tiene 304 gritos en su carrera, entre ellos los de Estudiantes, Villarreal, Betis, Alavés y la Selección. Y con la celeste y blanca dos más inolvidables: uno a Perú, en el Monumental, bajo la lluvia y en el último segundo, para casi sellar la clasificación al Mundial y el otro ya en Sudáfrica, ante Grecia, para convertirse en el debutante más veterano en marcar en una Copa del Mundo. Además, por torneos locales suma 225 y quedó a dos del Nene Sanfilippo en la tabla de máximos artilleros históricos. En Boca, nadie hizo más goles que él. Suma 236 y le lleva 16 a Roberto Cherro, el segundo.

Aunque no parezca, Martín Palermo es humano. Sus lágrimas lo delatan. Las mismas que cayeron sobre el césped de la Bombonera tras el gol a Carrizo. Las mismas que lo acompañaron mientras daba sus últimos pasos por el pasillo, desde el vestuario al micro.

Fuente: CLarín /AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »