12 de mayo de 2011

Tras las amenazas de Tomada, los petroleros levantan el paro

El ministro había prometido sanciones contra los gremios y los empresarios. La embestida contra Barrionuevo y De Narváez.

La Federación Argentina de Sindicatos de Petróleo, Gas y Biocombustibles anunció esta tarde el levantamiento del paro y los bloqueos que estaba realizando en todo el país a partir de las 18 horas. Así lo informó a DyN el apoderado del gremio, Guillermo Vaccaroni.

El anuncio del levantamiento del paro por parte del gremio conducido por Alberto Roberti tuvo lugar poco después de que el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, amenazara con la aplicación de "sanciones" a la Federación si no acataba la conciliación obligatoria. Tomada había vinculado al conflicto al precandidato a gobernador bonaerense, Francisco de Narváez, y el secretario general de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo.

"Sí, sí claro", afirmó el funcionario al ser consultado sobre la posibilidad de sancionar a los gremialistas petroleros que desde esta mañana bloquean los accesos a la refinerías por reclamos salariales. Por otra parte, Tomada asoció al secretario general del gremio petrolero que lleva adelante la protesta, Alberto Roberti, con De Narváez y con Barrionuevo.

"Objetivamente Roberti está encuadrado dentro del grupo sindical de Barrionuevo", detalló y agregó que "oh casualidad, tenemos esta situación de su esposa (Mónica López) está trabajando al lado de De Narváez". Desde el entorno de la legisladora provincial dijeron a Perfil.com que la acusación del Ministro es infundada ya que "ella no tiene nada que ver con este tema", al igual que De Narváez. Barrionuevo, por su parte, no atendió los llamados de este portal.

En declaraciones a C5N, Tomada recordó que el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto de los petroleros y subrayó que dicha resolución "es una norma que rige y que va a ser acatada por  todos aquellos que abren una situación conflictiva, porque es el espacio necesario para moderar y buscar una solución". "Quienes no acaten (la conciliación obligatoria) van a ser susceptibles de sanciones, sean empresarios o sindicatos", insistió el funcionario.

Otro tono. Para Tomada, las protestas comienzan a "tener una arista diferente" y habló de una "situación de conflictividad anómala". Al respecto, el funcionario recordó que siempre "ha habido responsabilidad" por parte de empresarios y dirigentes gremiales a la hora de negociar salarios, pero señaló que "ahora esta conflictividad empieza a tener otra subjetividad". Tomada afirmó además que la Presidenta Cristina Kirchner "viene siendo muy clara con esta conflictividad que excede todos los marcos de la reglas y de la normalidad".

Fuente: Perfil / AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »