7 de mayo de 2011

Macri se lanzó en la Ciudad y confirmó que habrá una propuesta del PRO en octubre

“Quiero ser un instrumento al servicio de la unidad nacional”, aseguró. Durante un breve discurso en el Club 17 de Agosto, el jefe de Gobierno no dio pistas sobre quién será su compañero de fórmula. Tampoco explicó por qué se bajó.

A las 15 en punto, Mauricio Macri se subió al escenario del club 17 de agosto y las 2000 personas que movilizó el PRO lo recibieron con un cantito que anticipaba su discurso: “Boron bom bon, boron bon bom, para Mauricio la reelección”. Antes de comenzar a hablar, hizo una broma: se comparó con el cantante Bono por la forma del escenario (se ubicó justo en el medio del modesto gimnasio del club). Luego, durante todo el discurso buscó bajar el efectivo negativo de la decisión que tomó haciendo referencias a una construcción nacional.

 

“Después de mucha reflexión, de mucho debate, estoy convencido que el mejor lugar donde hoy puedo hacer el aporte es en la Ciudad de Buenos Aires”, aseguró el jefe de Gobierno. De esa manera, confirmó que irá por la reelección siguiendo el consejo de su círculo más cercano. Pero no explicó ni dio pistas sobre los motivos que lo llevaron a tomar esa decisión. Tampoco hizo referencias a sus futuros rivales en la Ciudad.

 

Aunque será candidato a jefe de Gobierno, el discurso de Macri estuvo plagado de frases pensando en octubre. Dijo que el PRO tendrá "una propuesta a nivel nacional" y le pidió a los dirigentes de la oposición que busquen “coincidencias”. “Quiero ser un instrumento concreto al servicio de la unidad nacional”, lanzó. La frase despertó a los militantes que llenaron desde temprano el gimnasio del club 17 de agosto, en Villa Pueyrredón, uno de los barrios custodiados por la Policía Metropolitana. La elección no fue aleatoria, confirmaron en el equipo de campaña. Muchos llegaron en micros y llenaron las parillas en los alrededores del club. Sorprendió la presencia de un grupo de hinchas del club Comunicaciones. “No estaba previsto”, se excusó uno de los organizadores.

 

 “Siento más que nunca que en la Ciudad se dan los debates que hacen al futuro del país”. Así, Macri intentó resaltar el peso de la elección del 10 de julio. "Acá podemos dar un ejemplo distinto y demostrar que no todo es lo mismo", agregó.

 

El lugar estaba repleto de globos de todos tamaños. Y el aspecto multicolor lo apartaron las remeras repartidas entre los asistentes. Las principales figuras del Pro dijeron presente, al igual que los integrantes del gabinete. Algunos se calzaron parte del cotillón macrista. El que más se destacó, por lejos, fue el ministro Daniel Chain, con pantalones amarillos y una remera verde. Algunos se animaron a los choripanes que se repartían en la canchita de fútbol del club.

 

Adentro y afuera del gimnasio, mucho se preguntaban por el vice. Los tres candidatos con más chances estuvieron presentes. Pero Diego Santilli y María Eugenia Vidal sacarían una ventaja sobre el ministro de Cultura Hernán Lombardi.

 

Durante el final de su discurso, Macri subió al escenario a su esposa, Juliana Awada, y bailó al ritmo de Gilda. “Habría que pedirle que cante”, bromeó un integrante de su equipo.

Fuente: Clarín / AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »