2 de mayo de 2011

Murió Angel Luque, uno de los protagonistas del caso María Soledad

El padre del condenado por el asesinato de la adolescente falleció esta mañana, víctima de un paro cardíaco. Fue uno de los principales defensores de su hijo. En 1991 había sido expulsado de la Cámara de Diputados. Tenía 70 años.

El ex diputado nacional Angel Luque, padre de uno de los condenados por el crimen de María Soledad Morales, murió esta mañana por causas naturales en su casa de Valle Viejo, a 10 kilómetros de la capital de Catamarca. Tenía 70 años.

Según informaron sus allegados, Luque atravesaba un severo cuadro crítico de diabetes, producto del cual estuvo internado hace unos días y anoche habría sufrido un paro cardíaco mientras dormía en su casa.

Estrechamente ligado al saadismo, la carrera política del ex legislador terminó abruptamente en 1991, cuando fue expulsado de la Cámara de Diputados de la Nación luego de que -en el afán de defender a su hijo- dijera que si hubiese sido él el responsable del crimen de María Soledad Morales, su cadáver no hubiese aparecido.

Había sido electo diputado en 1989 y tras su expulsión no volvió a ocupar ningún cargo político.

El ex legislador era padre de Guillermo Luque, condenado por el asesinato de la adolescente María Soledad Morales en 1990. Tras el crimen, el político peronista se convirtió en uno de los principales defensores de su hijo, quien en 1998 fue condenado a 21 años de prisión y obtuvo su libertad condicional hace poco más de un año, tras cumplir 14 años en la cárcel, los dos tercios de la pena.

“Nos crearon una leyenda como si se tratara de la Cosa Nostra y yo fuera el mismísimo Al Capone", ironizó Luque durante el juicio.

Luque estaba casado con Edith Pretti, también militante justicialista, y ex diputada provincial, y tenía dos hijos, Guillermo y Alejandra.

Fuente: Clarín / AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »