2 de mayo de 2011

Cromañón: fijan ocho años de prisión para Chabán y cinco para Fontanet

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 24 aplicó seis años para Raúl Villarreal y Carlos Díaz, cinco para Diego Argañaraz, cuatro para Eduardo Vázquez y Fabiana Fiszbin. Y prisión en suspenso para el resto de Callejeros. El incendio ocurrió el 30 de diciembre de 2004.

A sólo diez días de que Casación rebajara de incendio doloso a culposo la calificación penal por la tragedia de Cromañón en la que murieron 193 personas en diciembre de 2004 (ver Una a una, las condenas), el Tribunal Oral en lo Criminal N° 24 fijó el monto de las penas y sentenció al ex gerenciador del boliche, Omar Chabán, a ocho años de prisión; y al líder de Callejeros, Patricio Santos Fontanet a cinco años. Para el resto de los músicos hubo penas en suspenso.

También condenaron con penas de prisión efectiva a los funcionarios del Gobierno de la Ciudad imputados, a Raúl Villareal, mano derecha de Chabán y a Diego Argañaraz, manager de la banda.

Según consta en el fallo, Omar Chabán fue condenado a ocho años de prisión porque las condiciones antirreglamentarias de Cromañón, por "su multiplicidad y magnitud, llevan a una valoración negativa dado que la imprudencia puede ser catalogada de temeraria".

En el caso de “Pato” Fontanet, el líder del grupo Callejeros, el tribunal lo condenó a cinco años de prisión y rescató el fundamento de la Casación, según el cual "la impronta favorable a la utilización de pirotecnia del grupo tenía su génesis en las propias manifestaciones" del cantante, y también valoró "su preponderancia por sobre el resto del grupo".

A la mano derecha de Chabán, Raúl Villarreal, condenado a seis años, el tribunal le subrayó "la experiencia que tenía en el manejo de espectáculos como los que allí se brindaban" y que "pese a tener autoridad para modificar las salidas no dio ninguna orden para agilizar las vías de escape, sino que por el contrario dio orden de cierre de los portones".

Al policía Carlos Díaz, también condenado a seis años, el tribunal le reprochó que "su accionar contribuyó de manera efectiva a la producción del incendio".

En cuanto al manager de Callejeros, Diego Argañaraz, con cinco años de prisión, si bien su "conducta fue motivada por el ánimo de lucro, debe a su vez contemplarse que en su caso esa ambición no estaba orientada a lograr un provecho exclusivamente personal sino que formó parte de un emprendimiento junto a otras personas".

El baterista Eduardo Vázquez, condenado a cuatro años y ya detenido por el crimen de su esposa, el tribunal valoró su antigüedad en Callejeros -fue fundador con Fontanet- y su "participación en varias entrevistas brindadas por el conjunto musical y sus expresas referencias al uso de elementos pirotécnicos por parte del público asistente como un accionar valioso para el colorido del show".

Al resto de los integrantes de Callejeros los jueces les asignaron un rol de menor preponderancia en la escala de toma de decisiones y valoraron las condiciones personales de cada uno para dictarles condenas de cumplimiento condicional.

En cuanto a los funcionarios, sobre Fabiana Fiszbin -condenada a cuatro años- pesó "su abierta desidia, su prolongación en el tiempo y la magnitud inconmensurable del daño que a la postre ello implicó y que se le ha atribuido a título culposo". A Ana María Fernández, coordinadora general de la Unidad Polivalente de Inspecciones, la sentenciaron a tres años y medio de prisión. Y a Gustavo Torres, a tres años y nueve meses. Las penas en estos tres casos son de cumplimiento efectivo.

Ahora la causa vuelve a la Cámara de Casación Penal, donde se recibirán las apelaciones y comenzará una nueva ronda de audiencias. Mientras tanto, los condenados seguirán libres. Recién cuando ese tribunal deje firmes las penas, se ordenarán las detenciones, lo que ocurriría en un plazo de tres a cinco meses.

Fuente: Clarín / AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »