1 de mayo de 2011

Ante más de un millón de fieles, Juan Pablo II fue proclamado beato

Lo hizo Benedicto XVI en la beatificación más multitudinaria de la historia de la Iglesia seis años y un mes después de su muerte. Karol Wojtyla dirigió la Iglesia Católica durante más de 26 años.

El papa Benedicto XVI proclamó este domingo "beato" a su antecesor Juan Pablo II en una imponente y multitudinaria ceremonia celebrada en la plaza de San Pedro ante  cerca de un millón de personas provenientes de todo el mundo.

 

El Papa, que llevaba la casulla y la mitra de Juan Pablo II, pronunció la fórmula en latín: “Concedemos que el venerado Siervo de Dios Juan Pablo II, papa, sea de ahora en adelante llamado beato".

 

Un largo aplauso y gritos como en el día de los funerales de "Santo subito" (Santo ya) estallaron en la plaza, llena de gente que enarbolaba banderas de numerosas nacionalidades.

 

La emoción reinó entre los representantes de 86 delegaciones de países extranjeros; entre los presentes estaba el cardenal polaco Stanislao Dziwisz, secretario por más de 40 años de Juan Pablo II.

 

 

"Percibíamos el perfume de su santidad", reconoció durante su homilía el Papa alemán, quien elogió "la fuerza de un gigante" que tuvo para "invertir" la tendencia de "la sociedad, la cultura y los sistemas político y económicos" de abandonar el cristianismo.
 

Una inmensa fotografía de 1995 de un sonriente y saludable Karol Wojtyla, desplegada en el balcón central de la basílica, fue desvelada en el momento de la beatificación.

 

Juan Pablo II gobernó la iglesia católica desde 1978 hasta 2005; luego de esos 23 años, fue sucedido por quien fuera su colaborador más estrecho y luego, ungido papa bajo el nombre de Benedicto XVI.

Fuente: Clarín / Vaticano / AGP

COMPARTIR:

Comentarios

Aun no hay comentarios, sé el primero en escribir uno!

Escribir un comentario »